El Índice PMI® Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit cayó en septiembre a un nivel solo ligeramente por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0.

El crecimiento económico del sector servicios español se fortaleció en agosto, aumentando hasta su máxima de cinco
meses gracias a los crecientes niveles de nuevos pedidos recibidos.

Según datos de IHS MARKIT PMI®, el sector servicios español registró una notable desaceleración en el crecimiento de la actividad en abril, en medio de informes de que la incertidumbre política había provocado la suspensión de algunos proyectos.

La actividad comercial del sector servicios español registró el ritmo más fuerte de crecimiento en más de un año en marzo.

Según el INE, las exportaciones de Servicios aumentan un 4,5% durante este cuarto trimestre de 2018 respecto al mismo periodo de 2017, al alcanzar los 19.082,5 millones de euros.
Por su parte, las importaciones de Servicios se incrementan un 6,6% en tasa anual y totalizan 12.532,1 millones de euros.
El saldo, o diferencia entre las exportaciones e importaciones, se sitúa en 6550,3 millones de euros, con una variación anual del 0,7%.

Comercio internacional de Servicios por tipo

Las exportaciones de Servicios aumentan un 4,5% en el cuarto trimestre. Los servicios con mayor contribución positiva a esta tasa anual son:
- Telecomunicaciones, informática e información, con exportaciones por valor de 3.530,0 millones (18,5% del total) y una variación anual del 10,5%.
- Transporte, cuyas exportaciones alcanzan los 4.654,1 millones (24,4% del total), lo que supone un aumento del 5,3% respecto al mismo trimestre del año anterior.
- Transformación de bienes sin traspaso de la propiedad, con 888,7 millones de euros de exportaciones (4,7% del total) y una tasa anual del 16,4%.

Por su parte, los servicios con mayores contribuciones negativas son:
- Empresariales, con 6.517,8 millones de exportaciones (34,2% del total) y una variación anual del –0,3%.
- Financieros, con exportaciones por valor de 528,6 millones (2,8% del total), lo que supone un descenso del 3,1% respecto al mismo trimestre del año anterior.

Por su parte, las importaciones de Servicios crecen un 6,6% en el cuarto trimestre. Los servicios con mayor contribución positiva a esta tasa anual son:
- Empresariales, cuyas importaciones ascienden a 4.776,9 millones (38,1% del total), con un incremento del 13,2% respecto al mismo trimestre del año anterior.
- Propiedad Intelectual, con importaciones por valor de 1.471,1 millones (11,7% del total) y una variación anual del 24,9%.
- Telecomunicaciones, informática e información, con 1.774,0 millones de euros de importaciones (14,2% del total) y una tasa anual del 3,0%.

Por su parte, los servicios con mayores contribuciones negativas son:
- Seguros y pensiones (primas y servicios auxiliares; aportaciones a fondos de pensiones, cuyas importaciones ascienden a 871,8 millones (7,0% del total), con un descenso del 8,8% respecto al mismo trimestre del año anterior.
- Transformación de bienes sin traspaso de la propiedad, con importaciones por valor de 62,2 millones de euros (un 0,5% del total) y una variación anual del –33,9%.
- Personales, culturales y recreativos, con 145,8 millones de euros de importaciones (1,2% del total) y una tasa anual del –9,0%.

Comercio internacional de Servicios por destino y origen geográfico

Las exportaciones de Servicios a Europa alcanzan los 11.742,2 millones de euros en el cuarto trimestre. Las destinadas a la Unión Europea (UE-28) se sitúan en 9.957,5 millones, destacando las exportaciones para el total de la Zona euro (por valor de 7.370,6 millones de euros).
En cuanto a las importaciones de Servicios, las que tienen su origen en Europa alcanzan los 9.369,7 millones de euros, con valores para la Unión Europea (UE-28) y el total de la Zona euro de 8.560,4 y 6.348,4 millones, respectivamente.
La zona geográfica que más contribuye a la variación anual del total de exportaciones es América, con 2,359 puntos. En las importaciones la zona con mayor contribución es Europa, con 5,474 puntos.

Fuente INE

Según el PMI del Sector Servicios en España el crecimiento de la actividad del sector servicios español se aceleró en enero, a pesar de que los nuevos pedidos aumentaron a un ritmo más lento al comienzo del año.

El sector servicios español se mantuvo muy dentro del territorio de crecimiento en junio, a pesar de que los ritmos de expansión de la actividad y de los nuevos pedidos se ralentizaron ligeramente desde mayo. El empleo continuó aumentando a una de las tasas más rápidas de los últimos once años.

Mientras tanto, la tasa de inflación de los costes se aceleró hasta la más fuerte en casi una década debido a unos mayores costes del combustible y del personal. Los precios cobrados también aumentaron, aunque modestamente.

El índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente disminuyó levemente del nivel 56.4 registrado en mayo hasta 55.4 en junio, aunque sigue señalando un incremento mensual marcado de la actividad comercial del sector servicios. Se ha registrado una expansión ininterrumpida durante los últimos 56 meses. Los encuestados comentaron que el último aumento de la actividad reflejó una mejora de las condiciones económicas.

Si analizamos por sectores observamos que el crecimiento de la actividad estuvo encabezado por el sector de Transportes y Almacenamientos y por el de Intermediación Financiera. Este fue también el caso con los nuevos pedidos y solo el sector de Correos y Telecomunicaciones registró un declive.

Tal y como ha ocurrido con la actividad, los nuevos pedidos aumentaron marcadamente pero a un ritmo más débil en junio. Los nuevos pedidos han aumentado ininterrumpidamente durante casi cinco años.

Puesto que los nuevos pedidos de nuevo aumentaron marcadamente en junio, las empresas de servicios registraron otra acumulación de los trabajos por completar. Los pedidos pendientes de realización han aumentado dieciséis veces en los últimos 17 meses.

La tasa de creación de empleo se mantuvo elevada en junio, señalando un ritmo similar al observado en mayo y uno de los más rápidos desde principios de 2007. Además de una mayor afluencia de nuevos pedidos, los encuestados también indicaron que los planes de desarrollo y la reestructuración de sus empresas conllevaron a un aumento de los niveles de personal. De los sectores principales cubiertos por el estudio, el de Transportes y Almacenamientos registró el aumento más rápido del empleo.

La tasa de inflación de los costes se aceleró por segundo mes consecutivo en junio y fue la más rápida desde septiembre de 2008. Según los encuestados, los aumentos de los costes del combustible y el personal fueron los principales factores responsables del aumento de los precios de compra. La tasa más fuerte de inflación de los costes se registró en el sector de Alquileres y Actividades Empresariales, seguido de cerca por el de Transportes y Almacenamientos.

Las empresas respondieron a estos mayores costes de los insumos a través de un aumento de los precios de venta, por decimonovena vez en los últimos veinte meses. La tasa de inflación se aceleró con respecto a la observada en mayo, aunque de todos modos fue modesta y mucho más débil que la de los costes.

La confianza empresarial se ralentizó por segundo mes consecutivo en junio y fue la más baja desde noviembre del año pasado. No obstante, las empresas de servicios se mantuvieron muy optimistas de que la actividad aumentará en los próximos doce meses, y la confianza estuvo vinculada a los pronósticos de aumento de los nuevos pedidos y a nuevas estrategias comerciales. El grado de positividad más fuerte se registró entre las empresas de Transportes y Almacenamientos.

IHS Markit

El crecimiento de la actividad comercial del sector servicios en España se aceleró en mayo gracias a un nuevo intenso aumento de los nuevos pedidos. El alza de la actividad estuvo respaldada por una continua creación de empleo, y el último aumento de las plantillas estuvo entre los más fuertes observados en los últimos 11 años.

La tasa de inflación de los costes se aceleró durante el mes, y algunas empresas encuestadas mencionaron el aumento de precio del combustible. La repercusión del incremento de los costes a los clientes resultó en un aumento de los precios cobrados, después de que se mantuvieron prácticamente sin cambios en abril.

El índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente aumentó del nivel 55.6 registrado en abril hasta su máxima de tres meses en mayo (56.4). Este impulso indicó un fuerte aumento mensual de la actividad comercial en todo el sector, extendiendo la secuencia actual de crecimiento a 55 meses.

Todos los sectores principales cubiertos por el estudio registraron un aumento de la actividad, y las empresas de Transportes y Almacenamientos señalaron el mayor incremento. De hecho, el sector de Transportes y Almacenamientos también registró la expansión más rápida de los nuevos pedidos y del empleo. En consecuencia, las empresas de este sector también se mostraron las más positivas en términos de confianza empresarial.

Las empresas encuestadas informaron que el fortalecimiento de la demanda de los clientes fue fundamental para el último aumento de la actividad, y esto fue subrayado por una nueva alza de los nuevos pedidos. El ritmo de expansión fue marcado, a pesar de haberse atenuado hasta el más lento en lo que va de año hasta la fecha.

El aumento de nuevos pedidos provocó una acumulación de los trabajos por completar en mayo. Los pedidos pendientes de realización aumentaron en 15 de los últimos 16 meses, tras haber registrado una leve caída en abril.

La tasa de creación de empleo se acrecentó y solo fue más débil que su máxima de 11 años registrada en marzo pasado. Los encuestados principalmente vincularon el incremento de la actividad comercial al crecimiento del empleo, aunque también mencionaron que contrataron a más personal técnico.

Las empresas del sector servicios registraron un fuerte aumento de los precios pagados en mayo, y la tasa de inflación se aceleró frente a la de abril. El aumento de precio del combustible fue ampliamente mencionado, mientras que algunos encuestados informaron que los costes laborales se han acrecentado. El sector de Alquileres y Actividades Empresariales señaló el aumento más rápido de los costes, seguido de cerca por el de Intermediación Financiera.

La repercusión del aumento de los costes a los clientes dio lugar a un aumento de las tarifas, tras haber permanecido prácticamente iguales en el mes anterior. No obstante, la tasa de inflación fue leve. Tal y como ha ocurrido con los costes, las empresas de Alquileres y Actividades Empresariales registraron el mayor aumento de las tarifas.

Las expectativas de mejora de las condiciones económicas y los nuevos proyectos respaldaron la confianza entre las empresas de servicios de que la actividad aumentará en el plazo de los próximos doce meses. El grado de confianza empresarial se mantuvo fuerte, pero fue el más bajo en lo que va de año hasta la fecha.

El ritmo de expansión de la actividad económica de la zona euro se ralentizó hasta su nivel más bajo de un año y medio en mayo. Aunque el crecimiento se mantuvo relativamente sólido, la atenuación observada desde comienzos de año y una tendencia similar de los nuevos pedidos sugieren que las perspectivas para la economía son menos positivas que en el primer trimestre.

El Índice PMI® Compuesto final de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit señaló 54.1 en mayo, sin cambios frente a su estimación flash precedente, aunque se situó en su nivel más bajo desde noviembre de 2016. No obstante, el índice ha señalado una expansión ininterrumpida durante los últimos 59 meses. Los ritmos de crecimiento se ralentizaron tanto en el sector manufacturero (que alcanzó su mínima de 18 meses) como en el sector servicios (que indicó su mínima de 16 meses).

España mostró el comportamiento económico más sólido en mayo, situándose en el primer puesto de la tabla de crecimiento del índice PMI de los “cuatro países principales” y fue el único país de este grupo cuyo ritmo de expansión mejoró (registrando su máxima de tres meses). Los ritmos de crecimiento en Francia y Alemania se ralentizaron hasta sus mínimas de 16 y 20 meses respectivamente. Aunque el crecimiento de la actividad total en Italia fue prácticamente igual que en abril, indicó el resultado más débil de los “cuatro países principales” por quinto mes consecutivo. Los datos del índice PMI compuesto para Irlanda se publican el día 6 de junio.

En mayo, el crecimiento de los nuevos pedidos recibidos en la zona euro se moderó hasta su mínima de 18 meses, y el ritmo de crecimiento se ralentizó en los “cuatro países principales”. No obstante, las presiones de la capacidad siguieron siendo evidentes, y los pedidos pendientes de realización se acrecentaron, aunque a su ritmo más débil desde enero de 2017, extendiendo la secuencia actual de acumulación a tres años.

Se registró una creación de empleo por cuadragésimo tercer mes consecutivo en mayo. La tasa de crecimiento también se desaceleró hasta su mínima desde agosto del año pasado. La tasa de aumento se ralentizó en Alemania (que marcó su mínima de 17 meses), Francia (que alcanzó su mínima de ocho meses) e Italia (que indicó su mínima de dos meses), pero se aceleró en España (alcanzando su máxima de dos meses).

La combinación de un crecimiento más lento de la actividad total, de los nuevos pedidos, de los pedidos pendientes de realización y del empleo, sugiere que las perspectivas para la economía de la zona euro son menos positivas que en el primer trimestre. Dicho declive fue respaldado por los datos del PMI sobre la confianza empresarial, que mostraron que el grado de optimismo cayó hasta su nivel más bajo en un año y medio.

La inflación de los costes de los insumos se aceleró por primera vez en cuatro meses en mayo, y las tasas de aumento se fortalecieron en Alemania, Francia y España. Por el contrario, los precios medios cobrados aumentaron a la tasa más lenta en lo que va de año hasta la fecha, ya que unos aumentos más débiles de Alemania e Italia contrarrestaron las aceleraciones observadas en Francia y España.

Sector Servicios
El ritmo de expansión de la actividad del sector servicios de la zona euro continuó atenuándose en mayo. El Índice PMI® de Actividad Comercial final del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit disminuyó del nivel 54.7 registrado en abril hasta 53.8, su mínima de 16 meses, en mayo y se situó por debajo de su estimación flash precedente de 53.9. No obstante, el índice ha señalado una expansión por quincuagésimo octavo mes consecutivo.

Esta desaceleración reflejó las tendencias en Alemania y Francia. Los ritmos de crecimiento disminuyeron hasta sus mínimas de 20 y 16 meses respectivamente, y Alemania experimentó la expansión más lenta de la actividad del sector servicios de los “cuatro países principales”. España e Italia registraron aceleraciones moderadas de crecimiento, que alcanzaron sus máximas de tres meses en ambos casos. Los datos del PMI del sector servicios para Irlanda se publican el día 6 de junio.

Esta expansión más débil de la actividad en el sector servicios de la zona euro estuvo en concordancia con la tendencia de los nuevos pedidos, que aumentaron al ritmo más lento de casi un año y medio. Los nuevos pedidos se incrementaron a un ritmo más lento en los “cuatro países principales”.

Las restricciones de la capacidad se mantuvieron presentes en mayo, ya que los trabajos por completar aumentaron a pesar de esta expansión más lenta de los nuevos pedidos. Los pedidos pendientes se incrementaron por vigésimo cuarto mes consecutivo, aunque al ritmo más lento desde febrero pasado. Las empresas respondieron a las cargas de trabajo a través del aumento del empleo, y la creación de empleo aumentó por cuadragésimo tercer mes consecutivo.

Los “cuatro países principales” incrementaron el empleo en el sector servicios en mayo. El mayor aumento se produjo en España, que también fue el único país donde el crecimiento se aceleró. Las tasas de expansión disminuyeron en Alemania (que indicó su mínima en 25 meses), Francia (que registró su mínima en ocho meses) e Italia (que marcó su mínima en dos meses).

Las presiones de los precios se fortalecieron en mayo, y se registró un alza de las tasas de inflación tanto de los precios pagados como de los precios cobrados. Los precios de venta subieron en Alemania, Francia y España, pero cayeron nuevamente en Italia.

Según el Índice PMI de IHS Markit, la actividad económica de la zona euro se expandió en marzo al ritmo más lento desde el inicio de 2017, ya que los ritmos de incrementos se moderaron tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios. La desaceleración señalada por los últimos datos del PMI fue debida a una ligera ralentización en el crecimiento de los nuevos pedidos combinada con el mal tiempo en algunas regiones del norte y las restricciones en las cadenas de suministro derivadas del reciente crecimiento acelerado.

Así, el Índice PMI® Compuesto final de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit señaló 55.2 en marzo, disminuyendo de 57.1 registrado en febrero, y se situó por debajo de su estimación flash precedente de 55.3. No obstante, el índice ha indicado una expansión ininterrumpida durante los últimos 57 meses. La producción manufacturera aumentó al ritmo más lento desde noviembre de 2016, mientras que la actividad comercial del sector servicios se incrementó al ritmo más lento desde agosto de 2017.

Los datos nacionales del PMI indicaron que el repunte siguió siendo generalizado, y la actividad total se expandió en todos los países encuestados. No obstante, las señales de desaceleración del crecimiento también fueron generalizadas, y los “cuatro países principales” e Irlanda registraron una ralentización en marzo.

En marzo, el volumen de los nuevos pedidos recibidos aumentó al ritmo más débil en 14 meses, y en Alemania, Francia, Italia e Irlanda se observaron incrementos más lentos. El ritmo de expansión se mantuvo estable en España. No obstante, el incremento de los nuevos pedidos siguió siendo suficiente para poner a prueba la capacidad, factor destacado por un nuevo sólido aumento de los pedidos pendientes de realización.

Las empresas respondieron al incremento de los pedidos pendientes aumentando el nivel de empleo por cuadragésimo primer mes consecutivo en marzo. El crecimiento del empleo se mantuvo entre los mejores observados en la última década, aunque su ritmo se ralentizó hasta el más débil desde septiembre de 2017. Las tasas de crecimiento se moderaron en todos los países cubiertos por el estudio, excepto en España.

La creación de empleo también se vio respaldada por un sólido optimismo† empresarial en marzo, y los fabricantes y las empresas de servicios mantuvieron perspectivas positivas para los próximos doce meses. Aunque el grado de positividad combinado cayó hasta su mínima de cuatro meses, se mantuvo muy por encima de su media tras la crisis financiera.

La presión de los precios disminuyó en marzo. La inflación de los precios cobrados se ralentizó hasta su mínima de tres meses, mientras que los costes aumentaron al ritmo más lento desde septiembre de 2017.

Sector Servicios
La actividad del sector servicios de la zona euro se expandió al ritmo más lento en siete meses en marzo, ya que el incremento de los nuevos pedidos también se ralentizó. No obstante, las perspectivas siguieron siendo positivas, ya que el empleo y los pedidos pendientes de realización aumentaron y el optimismo empresarial permaneció por encima del nivel de su tendencia a largo plazo.

El Índice PMI® de Actividad Comercial final del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit disminuyó del nivel 56.2 registrado en febrero hasta 54.9 en marzo, y se situó por debajo de su estimación flash precedente de 55.0. Aunque la media del índice durante el primer trimestre en general fue la más alta en siete años, la reciente desaceleración del crecimiento sugiere que el repunte ha perdido ímpetu desde el inicio del año. Se ha registrado una expansión mensual durante los últimos 56 meses.

El crecimiento de la actividad disminuyó en todos los países cubiertos por el estudio. Francia (que registró su mínima de siete meses), Irlanda (su mínima de cuatro meses) y España (su mínima de tres meses) registraron los ritmos de expansión más fuertes. El crecimiento fue comparativamente moderado en Alemania (que marcó su mínima de siete meses) e Italia (su mínima de cinco meses).

El nivel de los nuevos pedidos recibidos continuó aumentando a un ritmo sólido en marzo, aunque fue el más débil desde agosto de 2017. Los nuevos pedidos recibidos continuaron siendo suficientes para poner a prueba la capacidad, tal y como lo señalan los pedidos pendientes de realización, que registraron uno de los mayores incrementos de los últimos siete años. Esta situación a su vez, alentó a las empresas a aumentar el empleo, y los niveles de dotación de personal crecieron por cuadragésimo primer mes consecutivo.

Aunque la tasa de crecimiento de los niveles de personal se ralentizó hasta su mínima de seis meses en marzo, el crecimiento reciente de la contratación se ha mantenido entre los mejores de la última década. Todos los países cubiertos por el estudio indicaron un aumento del empleo, pero España fue el único que registró una expansión más rápida (su máxima de 11 años) que en febrero.

Las presiones de los precios se moderaron en marzo, y las tasas de aumento de los precios pagados y de los precios cobrados se ralentizaron. No obstante, casi todos los países cubiertos por el estudio indicaron alzas en sus precios de compra y sus precios de venta durante el mes, y la única excepción fueron las empresas de servicios italianas, que redujeron sus tarifas levemente.

Página 1 de 3

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook