El sector manufacturero registró una fuerte contracción en marzo, a medida que los efectos que la pandemia mundial de la enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID-19) ha tenido en la producción y el cese de actividad por decreto de Estado de Alarma en España se hicieron más evidentes. La producción ylos nuevos pedidos, tanto nacionales como internacionales, disminuyeron drásticamente, mientras que se observó un deterioro récord en los plazos de entrega de los proveedores.

Solo el 32% de las empresas españolas con diez o más empleados realizaron compras por comercio electrónico en 2017, según datos de Eurostat recogidos por Jaggaer España. Se trata de una cifra idéntica a la registrada en 2016, pero 13 puntos por debajo de la media de la UE, donde casi la mitad de empresas, el 45%, compraron online el año pasado.

Los datos de España en 2017 son incluso inferiores a los de la media UE registrada en 2010, un 37%, lo que muestra de nuevo el largo camino que aún deben recorrer las compañías de nuestro país para al menos acercarse al nivel medio europeo. Países como Alemania, Reino Unido, Francia o Italia aventajan en 10-20 puntos, o incluso más a las compañías españolas, y ya nos superan otros como Polonia, República Checa, Hungría o Chipre. La cifra se reduce al 31% en las empresas pequeñas (de 10 a 49 empleados) en España y al 43% en la media UE.

Esta realidad no se debe a la falta de preparación tecnológica o de infraestructura. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la gran mayoría de compañías españolas cuentan con PC y conexión a internet (98,7% las de +10 empleados y 75,5% las de -10), herramientas suficientes para realizar una operación de compra online.

Compras en la nube o SaaS
Jaggaer ha constatado la tendencia al alza de las herramientas online en compras: las organizaciones que han apostado por la transformación digital, todavía escasas, emplean sobre todo la nube y SaaS (Software as a Service): ocho de cada diez recurren al menos a uno de estos sistemas, cifra que se prevé aumente a casi el 90% en los próximos dos o tres años.  Y según el informe The CPO Agenda: Expanding Procurement’s Influence Through Change and Innovation, de la consultora The Hackett Group, la cifra baja al 40% en el caso de herramientas de redes sociales.

Para la edición 2018 de este informe, The Hackett Group entrevistó a directivos y líderes de finanzas, recursos humanos, tecnología de la información y organizaciones de compras de compañías medianas y grandes de Estados Unidos y Europa. Un 95% de los encuestados opina que la transformación digital cambiará de modo esencial la manera de suministrar los servicios de compras en los próximos dos o tres años.

La facturación del comercio electrónico en España ha aumentado en el cuarto trimestre de 2017 un 28,1% interanual hasta alcanzar los 8.526 millones de euros, según los últimos datos de comercio electrónico disponibles en el portal CNMCData. Esto supone que en 2017 se superaron los 30 mil millones de euros en el año 2017, un 25,7% más que el año anterior.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la CNMC, informa que los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 11,3% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 7,5% y las prendas de vestir, en tercer lugar, con el 7,1%.

En cuanto al número de transacciones, en el cuarto trimestre de 2017 se han registrado más de 154 millones de transacciones, un 31,5% más. Los juegos de azar y apuestas lideran el ranking por compraventas (6,8%).

Respecto a la segmentación geográfica, las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 50,2% de los ingresos en el cuarto trimestre de 2017. El 49,8% restante se corresponde con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior.

El saldo neto exterior (la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero) arroja un déficit de 3.073 millones de euros.

Por número de transacciones, el 40,5% de las compraventas se registran en webs españolas y el 59,4% en webs del extranjero.

Los datos aportados por la CNMC indican que el volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 4.247 millones de euros, un 36,8% más que en el cuarto trimestre del año anterior. El 93,1% de las compras desde España hacia el exterior se dirigen a la Unión Europea, seguidas de Estados Unidos (2,3%).

Las ramas de actividad con mayor volumen de negocio desde España hacia el exterior son el trasporte aéreo (un 8,2%), las prendas de vestir (8,0%) y la suscripción de canales de televisión (un 6,2%).

Por su parte, las ventas desde webs españolas hacia el exterior se han situado en una facturación de 1.174 millones de euros, un 36,0% más que en el cuarto trimestre del año anterior. El 70,1% de las compras desde el exterior proviene de la Unión Europea.

Asimismo, las áreas de actividad relacionadas con el sector turístico (que agrupa las agencias de viajes, transporte aéreo, transporte terrestre, alquiler de automóviles y los hoteles) acaparan el 65,0% de las compras que desde el extranjero se hacen en webs de comercio electrónico españolas.

Los ingresos de comercio electrónico dentro de España (compras hechas en España a webs españolas) han aumentado un 15,5% interanual hasta los 3.105 millones de euros. El sector turístico supone el 27,9% de la facturación dentro de España, seguido de los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (7,6%) y las prendas de vestir (6,4%).

Fuente: CNMC

El sector servicios español se mantuvo muy dentro del territorio de crecimiento en junio, a pesar de que los ritmos de expansión de la actividad y de los nuevos pedidos se ralentizaron ligeramente desde mayo. El empleo continuó aumentando a una de las tasas más rápidas de los últimos once años.

Mientras tanto, la tasa de inflación de los costes se aceleró hasta la más fuerte en casi una década debido a unos mayores costes del combustible y del personal. Los precios cobrados también aumentaron, aunque modestamente.

El índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente disminuyó levemente del nivel 56.4 registrado en mayo hasta 55.4 en junio, aunque sigue señalando un incremento mensual marcado de la actividad comercial del sector servicios. Se ha registrado una expansión ininterrumpida durante los últimos 56 meses. Los encuestados comentaron que el último aumento de la actividad reflejó una mejora de las condiciones económicas.

Si analizamos por sectores observamos que el crecimiento de la actividad estuvo encabezado por el sector de Transportes y Almacenamientos y por el de Intermediación Financiera. Este fue también el caso con los nuevos pedidos y solo el sector de Correos y Telecomunicaciones registró un declive.

Tal y como ha ocurrido con la actividad, los nuevos pedidos aumentaron marcadamente pero a un ritmo más débil en junio. Los nuevos pedidos han aumentado ininterrumpidamente durante casi cinco años.

Puesto que los nuevos pedidos de nuevo aumentaron marcadamente en junio, las empresas de servicios registraron otra acumulación de los trabajos por completar. Los pedidos pendientes de realización han aumentado dieciséis veces en los últimos 17 meses.

La tasa de creación de empleo se mantuvo elevada en junio, señalando un ritmo similar al observado en mayo y uno de los más rápidos desde principios de 2007. Además de una mayor afluencia de nuevos pedidos, los encuestados también indicaron que los planes de desarrollo y la reestructuración de sus empresas conllevaron a un aumento de los niveles de personal. De los sectores principales cubiertos por el estudio, el de Transportes y Almacenamientos registró el aumento más rápido del empleo.

La tasa de inflación de los costes se aceleró por segundo mes consecutivo en junio y fue la más rápida desde septiembre de 2008. Según los encuestados, los aumentos de los costes del combustible y el personal fueron los principales factores responsables del aumento de los precios de compra. La tasa más fuerte de inflación de los costes se registró en el sector de Alquileres y Actividades Empresariales, seguido de cerca por el de Transportes y Almacenamientos.

Las empresas respondieron a estos mayores costes de los insumos a través de un aumento de los precios de venta, por decimonovena vez en los últimos veinte meses. La tasa de inflación se aceleró con respecto a la observada en mayo, aunque de todos modos fue modesta y mucho más débil que la de los costes.

La confianza empresarial se ralentizó por segundo mes consecutivo en junio y fue la más baja desde noviembre del año pasado. No obstante, las empresas de servicios se mantuvieron muy optimistas de que la actividad aumentará en los próximos doce meses, y la confianza estuvo vinculada a los pronósticos de aumento de los nuevos pedidos y a nuevas estrategias comerciales. El grado de positividad más fuerte se registró entre las empresas de Transportes y Almacenamientos.

IHS Markit

Según los últimos datos publicados por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) las matriculaciones de vehículos registradas por las compañías de renting, durante el primer semestre de 2018 han sumado 155.069 unidades, lo que supone un crecimiento del 9,98%, sobre el mismo periodo de 2017, en el que se contabilizaron 141.000 unidades.

En cuanto a los resultados del mercado total en España, se contabilizan 859.837 unidades, un 10,20% más que la cifra acumulada en el primer semestre de 2018.
El peso del renting en el total de las matriculaciones se sitúa en un 18,03%, y sigue ganando peso en el canal de empresa, donde las 96.452 unidades que ha matriculado representan el 33,82% de todo el canal, frente al 32,21% a junio de 2017.

En junio, el renting contabilizó 31.604 unidades, un 15,91% más que en el sexto mes de 2017, cuando se matricularon 27.265 unidades. La inversión total, realizada en la adquisición de vehículos nuevos por las compañías de renting, en este periodo, ha alcanzado los 2.851 millones de euros, un 7,46% más que en el primer semestre de 2017, momento en el que se contabilizó una inversión de 2.653 millones de euros. Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos, apunta: «Las previsiones de crecimiento del sector del renting se van cumpliendo mes a mes. Los datos del primer semestre ratifican que el sector atraviesa un buen momento y que cada vez son más los que confían en el renting en sus decisiones de movilidad. Hay que volver a destacar el buen comportamiento del canal empresas del renting, que aumenta un 20,67%, en relación al mismo periodo de 2017 y la consolidación de las matriculaciones de eléctricos, que ya mantienen un peso del 1,17%, lo que sitúa al renting a la vanguardia en la prescripción de esta clase de vehículos».

Matriculaciones por tipo de propulsión
Durante la primera mitad de año, se han matriculado en renting 1.821 unidades de las distintas modalidades de eléctricos (eléctrico puro, de autonomía extendida, híbrido enchufable gasolina e híbrido enchufable diésel), lo que supone el 1,17% del total de las matriculaciones en renting; mientras que las 5.787 unidades de eléctricos matriculadas en el total del mercado significan un 0,67%. El peso que aporta el renting a las matriculaciones totales de eléctricos, hasta junio, es del 31,47%.

Según datos ofrecidos por el INE, Instituto Nacional de Estadística, durante el primer trimestre de 2018 la variación anual de los precios de los servicios aumentó en nueve de las 15 actividades para las que se calculan índices y disminuyó en el resto.

Tal y como indican los Índices de Precios del Sector Servicios (IPS), base 2015, las actividades cuyos precios registraron las mayores subidas en su tasa anual son: publicidad, con una variación del 6,0%, más de seis puntos superior a la del cuarto trimestre, a causa de que los precios de estos servicios bajan en el primer trimestre de 2018 menos que en el mismo periodo de 2017. Las telecomunicaciones, incrementaron su tasa más de dos puntos, hasta el 0,5%, se sitúan en valores positivos por primera vez desde el primer trimestre de 2009. Este comportamiento es debido a la subida de sus precios este trimestre, frente a la bajada de 2017. Mientras, los servicios de información registran una tasa anual del 1,4%, más de un punto y medio por encima del trimestre anterior, como consecuencia de la estabilidad de sus precios en el primer trimestre de 2018, frente a la bajada del año anterior.

Por su parte, entre las actividades cuya tasa anual desciende respecto al trimestre anterior destacan: actividades postales y de correos, con una tasa anual del 3,7%, cinco décimas inferior a la del cuarto trimestre, ya que el aumento de los precios de esta actividad este trimestre ha sido menor que el registrado en 2017. Además, las actividades de limpieza, que disminuye su variación cinco décimas, situándola en el 0,0%, como consecuencia de la estabilidad de sus precios este trimestre, frente a la subida del mismo periodo del año pasado.

Evolución trimestral de los precios de los servicios

Las mayores subidas de precios en el primer trimestre de 2018 respecto al cuarto de 2017 se producen en las Actividades postales y de correos (3,3%), los Servicios técnicos de arquitectura e ingeniería: ensayos y análisis técnicos (0,8%) y las Actividades relacionadas con el empleo (0,6%). Por su parte, los únicos descensos de precios se registran en la Publicidad (–5,8%) y los Estudios de mercado (–0,1%).

Los IPS base 2015 publicados por el INE, establecen que los estados miembros deben cambiar la base de los indicadores coyunturales, cada cinco años. Con la implantación de la nueva base se mejora la representatividad de este indicador mediante cambios en la composición de la cesta de productos y la actualización de la estructura de ponderaciones.

La selección representativa de la producción de servicios, que componen la cesta de productos del IPS, se realiza en función de la importancia de la cifra de negocios de cada uno de ellos. La composición de la cesta se revisa anualmente, y se actualiza para incluir nuevos productos cuya cifra de negocios comience a ser significativo, y excluir aquellos para los que este valor deje de serlo. Para cada actividad, la selección de las unidades que forman parte de la muestra se realiza de forma que se cubra entre el 60% y el 70% de la cifra de negocio de dicha actividad.

Fuente: INE

El crecimiento de la actividad comercial del sector servicios en España se aceleró en mayo gracias a un nuevo intenso aumento de los nuevos pedidos. El alza de la actividad estuvo respaldada por una continua creación de empleo, y el último aumento de las plantillas estuvo entre los más fuertes observados en los últimos 11 años.

La tasa de inflación de los costes se aceleró durante el mes, y algunas empresas encuestadas mencionaron el aumento de precio del combustible. La repercusión del incremento de los costes a los clientes resultó en un aumento de los precios cobrados, después de que se mantuvieron prácticamente sin cambios en abril.

El índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente aumentó del nivel 55.6 registrado en abril hasta su máxima de tres meses en mayo (56.4). Este impulso indicó un fuerte aumento mensual de la actividad comercial en todo el sector, extendiendo la secuencia actual de crecimiento a 55 meses.

Todos los sectores principales cubiertos por el estudio registraron un aumento de la actividad, y las empresas de Transportes y Almacenamientos señalaron el mayor incremento. De hecho, el sector de Transportes y Almacenamientos también registró la expansión más rápida de los nuevos pedidos y del empleo. En consecuencia, las empresas de este sector también se mostraron las más positivas en términos de confianza empresarial.

Las empresas encuestadas informaron que el fortalecimiento de la demanda de los clientes fue fundamental para el último aumento de la actividad, y esto fue subrayado por una nueva alza de los nuevos pedidos. El ritmo de expansión fue marcado, a pesar de haberse atenuado hasta el más lento en lo que va de año hasta la fecha.

El aumento de nuevos pedidos provocó una acumulación de los trabajos por completar en mayo. Los pedidos pendientes de realización aumentaron en 15 de los últimos 16 meses, tras haber registrado una leve caída en abril.

La tasa de creación de empleo se acrecentó y solo fue más débil que su máxima de 11 años registrada en marzo pasado. Los encuestados principalmente vincularon el incremento de la actividad comercial al crecimiento del empleo, aunque también mencionaron que contrataron a más personal técnico.

Las empresas del sector servicios registraron un fuerte aumento de los precios pagados en mayo, y la tasa de inflación se aceleró frente a la de abril. El aumento de precio del combustible fue ampliamente mencionado, mientras que algunos encuestados informaron que los costes laborales se han acrecentado. El sector de Alquileres y Actividades Empresariales señaló el aumento más rápido de los costes, seguido de cerca por el de Intermediación Financiera.

La repercusión del aumento de los costes a los clientes dio lugar a un aumento de las tarifas, tras haber permanecido prácticamente iguales en el mes anterior. No obstante, la tasa de inflación fue leve. Tal y como ha ocurrido con los costes, las empresas de Alquileres y Actividades Empresariales registraron el mayor aumento de las tarifas.

Las expectativas de mejora de las condiciones económicas y los nuevos proyectos respaldaron la confianza entre las empresas de servicios de que la actividad aumentará en el plazo de los próximos doce meses. El grado de confianza empresarial se mantuvo fuerte, pero fue el más bajo en lo que va de año hasta la fecha.

Los vehículos pesados españoles transportaron 1.419 millones de toneladas en los últimos cuatro trimestres, lo que supone un crecimiento del 8% con respecto a lo transportado en los cuatro anteriores. Según los datos obtenidos en la Encuesta Permanente de Transporte de Mercancías por Carretera correspondiente al primer trimestre de 2018 publicada por el Ministerio de Fomento, en el cuarto trimestre de este año, los vehículos pesados españoles transportaron 346 millones de toneladas, un 3% más que en el mismo periodo del año anterior.

Con éste último, se encadenan 13 trimestres consecutivos de crecimiento anual (sobre el mismo trimestre del año anterior) y 16 de crecimiento interanual (últimos cuatro trimestres con respecto a los cuatro anteriores).

Por tipo de mercancía, el transporte de materiales de construcción registró en el cuarto trimestre un crecimiento del 1% sobre el mismo periodo del año anterior, siendo el crecimiento de los últimos cuatro trimestres del 12%.

También experimenta crecimiento el transporte de maquinaria y productos manufacturados, un 2% sobre el mismo trimestre del año anterior y un 6% en términos anuales. El transporte internacional de igual forma, registró evoluciones positivas con un incremento del 18% sobre el mismo trimestre del año anterior. En los últimos cuatro trimestres este tipo de transporte superó los 82 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 10% con respecto al año anterior.

La Encuesta Permanente de Transporte de Mercancías por Carretera del Ministerio de Fomento se realiza a través de una encuesta permanente a lo largo de todo el año, mediante mil entrevistas semanales.

Según datos del PMI® del Sector Manufacturero Español, elaborado por IHS Markit, en abril, hubo nuevos indicios de una relajación del impulso de crecimiento en el sector manufacturero español. Aunque el ritmo de expansión de la producción recuperó terreno, se observaron aumentos más lentos de los nuevos pedidos y del empleo. No obstante, el sector continuó manteniendo un sólido crecimiento durante el mes. También hubo indicios de una disminución de las presiones inflacionistas, ya que tanto los costes de los insumos como los precios cobrados subieron a tasas más débiles.

La lectura principal IHS Markit PMI® del Sector Manufacturero Español, un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, registró 54.4 en abril, indicando una mejora sólida de la salud del sector. No obstante, en comparación con 54.8 registrado en marzo, el índice PMI señaló un fortalecimiento más débil de las condiciones empresariales, que fue el más lento desde septiembre de 2017.

En contraste con la tendencia generalizada de debilitamiento del crecimiento, el ritmo de expansión de la producción manufacturera se aceleró en abril. La producción aumentó marcadamente, extendiendo la secuencia actual de producción creciente a 53 meses.
El alza de los nuevos pedidos fue fundamental para el último incremento de la producción. Aunque aumentó a un ritmo sólido, la tasa de expansión de los nuevos pedidos registró su mínima de tres meses. Del mismo modo, los nuevos pedidos para exportaciones también aumentaron a un ritmo más débil durante el mes.

La imagen de un crecimiento sólido, pero más lento, se repitió con respecto a los pedidos pendientes de realización en abril. Los pedidos por completar aumentaron de acuerdo con el incremento de los nuevos pedidos, aunque al ritmo más lento desde septiembre de 2017.

Las crecientes cargas de trabajo alentaron a los fabricantes a contratar más personal, tal y como ha ocurrido durante los últimos 52 meses. No obstante, la tasa de creación de empleo disminuyó por quinto mes consecutivo y fue la más baja desde agosto de 2016.
Los costes de los insumos siguieron aumentando a una tasa pronunciada en abril, y se mencionó ámpliamente el aumento del precio del acero. Los encuestados también señalaron los crecientes costes del combustible. No obstante, el último aumento de los precios pagados fue el más lento en nueve meses. La tasa de inflación de los precios cobrados también disminuyó. Cuando las tarifas aumentaron, los encuestados lo vincularon al creciente coste de los insumos.

Se volvieron a poner de manifiesto las fuertes presiones en las cadenas de suministro en abril. Los plazos de entrega de los proveedores se alargaron en su mayor medida en 56 meses ya que la demanda de insumos superó la oferta.

No obstante, la compra de insumos siguió aumentando, extendiendo la secuencia actual de crecimiento a 21 meses. A pesar de ello, el último aumento fue el más débil en un año y medio.

Los recientes aumentos en la actividad de compras ayudaron a generar un nuevo sólido incremento de los stocks de materias primas, que fue solo un poco más débil que la máxima de muchos años observada en marzo. Los stocks de productos terminados también se incrementaron debido a una mayor producción.

Las expectativas de aumentos adicionales de los nuevos pedidos respaldaron el optimismo entre los fabricantes de que la producción aumentará a lo largo de los próximos doce meses. El sentimiento se mantuvo fuertemente positivo, y cerca del 37% de las empresas prevén un incremento de la producción

Tal y como publicaban recientemente en el portal Statista, desde el 1 de enero de 2018 los comercios españoles deben cobrar entre 3 y 30 céntimos por el uso de bolsas de plástico a sus clientes. Así, España aplica la Directiva 2015/720 de la Unión Europea que prohíbe distribuir este tipo de productos de forma gratuita. No obstante, los vendedores tenían de plazo hasta el 1 de marzo para aplicar la nueva norma. El objetivo de la Directiva es disminuir la cantidad de plástico generado en la Unión, que, como muestra la infografía de Statista, supera los 30 kg por persona al año en muchos países.

Así, según datos de Eurostat, un ciudadano de la UE genera de media 31,3 kg de plástico en envases. En el caso de España, esta cifra es ligeramente superior, con 31,75 kg por cabeza.

Además, tal y como informa el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a partir de enero de 2020 se prohibirá la venta de bolsas de plástico ligeras y fragmentables, con la excepción de las producidas con material compostable.

La excepción serán las bolsas de plástico muy ligeras detalladas anteriormente (aunque a partir de esta fecha deberán ser compostables), así como las bolsas más gruesas (de más de 50 micras) que podrán seguir entregando los comercios, previo cobro de las mismas, puesto que sus características permiten una mejor reutilización y deberán incorporar un contenido mínimo del 30% de plástico reciclado.

Desde el MAPAMA también señalan que las bolsas de plástico tienden a dispersarse transportadas por el aire como basura debido a su reducido peso, lo que genera contaminación en las masas de agua, las riberas del mar y de los ríos y el medio terrestre, con consecuencias graves sobre los ecosistemas asociados a esos medios. Los efectos sobre el medio ambiente se agravan en el caso de las bolsas de plástico fragmentable, que se disgregan en pequeñas partículas que son ingeridas por seres vivos.

Una bolsa de plástico tiene un uso útil medio de 12 minutos y puede tardar hasta 500 años en descomponerse en el medio ambiente. Se estima, además, que tan sólo el 35% de ellas se deposita en los contenedores amarillos para su reciclaje, y la mayoría dispersas en el medio ambiente.

Cabe destacar que durante la última década en nuestro país se ha reducido el consumo de bolsas de plástico prácticamente a la mitad, pasando de 317 bolsas por habitante en 2007 a 144 bolsas por habitante en 2014, según datos del sector, debido fundamentalmente a un cambio en las pautas de consumo de este envase, según datos del ministerio.

Antecedentes
Fue en marzo de 2015 cuando el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, decidieron modificar la anterior Directiva 94/62/CE cuyo objetivo era prevenir o reducir el impacto en el medio ambiente de los envases y de sus residuos. Aunque las bolsas de plástico son envases en el sentido de dicha Directiva, esta no contenía disposiciones específicas sobre el consumo de esas bolsas, según indicaban en ese momento fuentes de la UE.

Tal y como se publicaba en el Diario Oficial de la UE, el 29 de abril de 2015, los niveles de consumo de bolsas de plástico producían unos altos niveles de basura dispersa, suponían un uso ineficaz de los recursos y era previsible que aumentasen si no se tomaban medidas. Destacaban que “las bolsas de plástico dispersas provocan contaminación en el medio ambiente y agravan el problema generalizado de la presencia de basura en las masas de agua, lo que supone una amenaza para los ecosistemas acuáticos a nivel mundial”.

Página 1 de 7

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter