Un robusto sector manufacturero impulsa un sólido crecimiento de la economía de la zona euro

El crecimiento económico de la zona euro continuó sólido y estable en agosto. Dicho crecimiento fue señalado por el Índice PMI® Compuesto final de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit, que registró una lectura exactamente igual a la de julio (55,7) y se situó solo ligeramente por debajo de su estimación flash precedente (55,8).

En la tendencia actual, el crecimiento de la actividad total en el tercer trimestre hasta la fecha fue ligeramente menor que su máxima registrada en el segundo trimestre, pero sigue siendo uno de los mejores observados en los últimos siete años.

En agosto se produjo una fuerte expansión de la producción manufacturera, y el ritmo de alza recuperó la mayor parte del impulso perdido en julio. El crecimiento de la actividad en el sector servicios disminuyó hasta su mínima de siete meses, pero se mantuvo por encima de su tendencia a largo plazo.

Alemania e Irlanda fueron los únicos países cubiertos por el estudio donde el crecimiento de la actividad total se aceleró en agosto. Irlanda registró fuertes aumentos tanto de la producción manufacturera como de la actividad del sector servicios, mientras que el alza fue menos uniforme en Alemania. El sector manufacturero alemán registró un fuerte aumento de los volúmenes de producción, que estuvo entre los mejores observados desde principios de 2011, mientras que el crecimiento de la actividad del sector servicios fue el más débil de los cinco países estudiados.

A pesar de que el ritmo de expansión económica disminuyó en Francia, Italia y España, se mantuvo sólido. La continua expansión de la actividad total de la zona euro estuvo impulsada por un nuevo sólido incremento de los nuevos pedidos, que a pesar de ello fue el más débil en siete meses. Dicho incremento, a su vez, condujo a un aumento de los pedidos pendientes de realización, al que todas las empresas de la unión monetaria respondieron a través de un nuevo aumento del empleo.

Se registró un crecimiento del empleo por trigésimo cuarto mes consecutivo que, aunque fue más lento que en julio, se mantuvo entre los mejores observados en la última década. La creación de empleo más fuerte se registró en Irlanda, España y Alemania, mientras que se observaron aumentos comparativamente modestos en Francia e Italia. Solo España registró un ritmo más fuerte de expansión.

La presión de los precios se aceleró en agosto, y las tasas de aumento de los precios pagados y de los precios cobrados alcanzaron sus máximas de tres meses. No obstante, la tasa de inflación se mantuvo por debajo de las máximas observadas a principios de año en ambos casos.

En agosto, el optimismo empresarial siguió disminuyendo de la máxima récord registrada en mayo pasado. El grado de positividad fue el más bajo del año hasta la fecha, pero en general fue sólido.

Sector servicios
El ritmo de expansión del sector servicios de la zona euro se ralentizó hasta su mínima de siete meses en agosto. Al nivel 54,7, disminuyendo de 55,4 registrado en julio, el Índice PMI® de Actividad Comercial final del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit se situó ligeramente por debajo de su estimación flash precedente de 54,9.

No obstante, el ritmo de crecimiento de la actividad estuvo entre los mejores observados en los últimos seis años ya que las empresas del sector servicios se beneficiaron nuevamente de un aumento de los nuevos pedidos recibidos. Aunque el ritmo de expansión de los nuevos pedidos también se ralentizó hasta su mínima de siete meses, se mantuvo similarmente por encima de su tendencia a largo plazo.

La actividad del sector servicios aumentó en todos los países cubiertos por el estudio. La mayor expansión se registró en Irlanda, donde el crecimiento se aceleró hasta su máxima de tres meses. Los ritmos de crecimiento disminuyeron en Francia, Italia y España, pero se mantuvieron por encima de los promedios de sus respectivas series en estos tres países.

Alemania fue el único país aparte de Irlanda donde el crecimiento se aceleró. No obstante, esta ligera alza no fue suficiente para alejar a Alemania de la última posición del ranking de crecimiento del PMI del sector servicios de la zona euro. Un aumento de los nuevos pedidos recibidos por las empresas de servicios de la zona euro generó un acumulación de los pedidos pendientes de realización por décimo quinto mes consecutivo.

Una sólida cartera de nuevos pedidos por realizar fue también un factor importante que impulsó la confianza empresarial, a pesar de que el grado de optimismo cayó ligeramente hasta su nivel más bajo desde noviembre del año pasado.

La creación de empleo también disminuyó ligeramente en agosto. Aunque el ritmo de crecimiento se mantuvo sólido, fue el más débil desde enero pasado. Los ritmos de expansión se ralentizaron en Alemania, Francia, Italia e Irlanda en agosto. Por el contrario, el crecimiento del empleo en España se aceleró hasta su máxima en más de una década (el mejor resultado desde marzo de 2007).

La presión de los precios registró un alza en agosto, y las tasas de inflación de los precios pagados y de los precios cobrados se aceleraron hasta sus máximas de tres meses. Las tarifas cobradas por el sector servicios han subido por décimo mes consecutivo, mientras que la secuencia actual de incremento de los costes se extendió a noventa y tres meses consecutivos.

En palabras de Chris Williamson, Chief Business Economist de IHS Markit, "En los meses de verano el crecimiento económico de la zona euro se ha ralentizado solo ligeramente del fuerte ritmo observado en primavera. Las sólidas lecturas del índice PMI para julio y agosto prepararon el terreno para otra cifra fuerte del PIB para el tercer trimestre, y las encuestas están indicando un nivel históricamente consistente con un crecimiento del 0,6%. Como este crecimiento tan robusto se mantuvo en agosto, la región está en curso para observar un crecimiento del PIB del 2,1% en 2017, lo que representaría el mejor resultado desde 2007.

Hay buenas razones para ser optimistas en cuanto a que el crecimiento actual de la expansión continuará: los indicadores a futuro, como los nuevos pedidos recibidos y las expectativas futuras, han bajado a los niveles registrados a principios de año, pero siguen siendo suficientemente elevados como para sugerir que cualquier posible desaceleración del crecimiento en los próximos meses será solo muy moderada. El crecimiento del empleo también se ha atenuado levemente, pero sigue siendo fuerte, lo que sugiere que el desempleo en la zona euro seguirá bajando, ayudando así a mantener la confianza y el gasto del consumidor.

Los datos del estudio también ponen de relieve cómo las presiones de los precios han subido, a la par de la fuerte recuperación económica, acrecentando la percepción de que el BCE anunciará pronto su intención de reducir su estímulo en 018 si las condiciones siguen siendo favorables, muy probablemente en su reunión de política monetaria de octubre".

Modificado por última vez en 07/09/2017

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook