Un rápido incremento de los nuevos pedidos apoya la actividad comercial

  • Las ventas aumentan al ritmo más rápido en cuatro meses.
  • El crecimiento del empleo se acelera.
  • Los costes operativos aumentan a una tasa récord.

*Datos recopilados entre el 11 y 26 de octubre de 2021

La economía del sector servicios español se expandió a un ritmo históricamente marcado en octubre, ya que los nuevos pedidos recibidos aumentaron al ritmo más fuerte en cuatro meses y las restricciones por la COVID-19 continuaron relajándose. El crecimiento del empleo se aceleró en respuesta a unas mayores cargas de trabajo.

No obstante, fueron evidentes los desafíos relacionados con la adquisición de bienes a medida que las presiones de los precios continuaron aumentando. Los últimos datos mostraron que los costes se incrementaron a una tasa récord del estudio y las empresas manifestaron que no tuvieron más remedio que intentar repercutir el alza de dichos costes a los clientes mediante una subida de sus tarifas cobradas.

El Índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente, que se basa en una sola pregunta en la que se solicita a las empresas que comenten sobre la evolución de su actividad con respecto del mes anterior, se mantuvo muy por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 en octubre. Al situarse en 56.6, por debajo de 56.9 registrado en septiembre, el índice señaló una expansión por séptimo mes consecutivo, aunque al ritmo más lento desde abril pasado.

El último incremento de la actividad fue debido a un fuerte y acelerado aumento de los nuevos pedidos recibidos. El crecimiento fue el más intenso desde junio pasado, y se mencionó que la relajación continua de las restricciones relacionadas con la pandemia y el aumento de la actividad del mercado estuvieron entre los factores clave que impulsaron el crecimiento. La demanda aumentó tanto a nivel nacional como internacional; los nuevos pedidos procedentes del extranjero aumentaron por sexto mes consecutivo y a un ritmo sólido.

Puesto que los nuevos pedidos se acrecentaron a un ritmo mucho más acelerado que la actividad, en consecuencia, las empresas se enfrentaron a retos para poner al día las cargas de trabajo. Según los últimos datos, la acumulación de pedidos pendientes aumentó por séptimo mes consecutivo y a un ritmo ligeramente más fuerte.

Dichos incrementos alentaron a las empresas a contratar más personal, señalado por un aumento en los volúmenes de empleo. La encuesta de octubre indicó que el crecimiento del empleo también fue el mejor desde julio pasado ya que las empresas de servicios continuaron expandiendo su dotación de personal.

Dado que la demanda de mano de obra siguió aumentando, se informó que los costes laborales aumentaron en promedio y contribuyeron a otro aumento notable en los costes generales. También se informó que los precios de la energía, los servicios públicos, el transporte y los artículos en general se han encarecido, lo que ayudó a explicar el aumento más pronunciado de los gastos operativos en la historia del estudio, y la inflación se aceleró por segundo mes consecutivo en octubre.

En consecuencia, las tarifas cobradas subieron, ya que las empresas no tuvieron más alternativa que intentar recuperar el incremento de sus costes. En general, los precios medios cobrados aumentaron a la tasa más fuerte desde la máxima de varias décadas registradas en junio pasado.

Por último, de cara a los próximos doce meses, las empresas de servicios mantuvieron un alto grado de confianza, y la mayoría prevén un aumento de la actividad con respecto a los niveles actuales. Los encuestados señalaron esperanzas de que se mantenga la recuperación tras la pandemia, lo que respaldará el crecimiento de la demanda y las ventas. Sin embargo, las preocupaciones sobre el efecto de la subida de precios hicieron que la confianza en general cayera a su nivel más bajo desde marzo pasado.

Las dificultades de suministro limitan el crecimiento del sector privado

La actividad del sector privado siguió creciendo en octubre, expandiéndose por octavo mes consecutivo. No obstante, la tasa de incremento continuó su reciente tendencia a

la baja, y se ralentizó por cuarto mes consecutivo hasta alcanzar su nivel más bajo desde abril pasado, tal y como lo indica el Índice Compuesto de Actividad Total* ajustado estacionalmente, que cayó hasta 56.2 en octubre, desde 57.0 registrado en el mes anterior.

Tanto en la economía manufacturera como en la de servicios, los ritmos de crecimiento fueron más lentos debido a que las dificultades de abastecimiento impusieron una restricción notable en la producción y en la actividad.

No obstante, el panorama fue un poco mejor para los nuevos pedidos, ya que los datos compuestos mostraron un incremento fuerte y acelerado, aunque esta alza se limitó al sector servicios.

El aumento de los nuevos pedidos y los problemas de abastecimiento hicieron que la carga de trabajo en general siguiera aumentando en la economía del sector privado, aunque esto alentó a las empresas a contratar más trabajadores. El crecimiento general del empleo fue sólido y más firme que en septiembre.

Por último, las presiones de los precios se intensificaron, y se registró un aumento récord de los costes en octubre en medio de una amplia serie de gastos relacionados con los artículos, los servicios públicos y el transporte que se han encarecido, según las empresas encuestadas. Las tarifas cobradas aumentaron en general a la segunda tasa más rápida en la historia de la serie compuesta.

Comentario

Paul Smith, Economics Director de IHS Markit, comenta sobre los resultados del estudio:

"El crecimiento económico del sector servicios de España se estabilizó en general en octubre, atenuándose solo ligeramente y, sugiriendo fuertes flujos continuos de demanda subyacente, los niveles de nuevos pedidos aumentaron al mejor ritmo en cuatro meses.

Dicha mejora sugiere que el crecimiento debería mantener algo de impulso a corto plazo, aunque los riesgos a la baja siguen vigentes, especialmente en torno a las crecientes presiones de los costes, que en octubre aumentaron a un ritmo récord, mientras que se informó que la adquisición de artículos para su uso en la prestación de servicios sigue siendo un desafío.

Dicha dificultad fue evidente en los últimos datos del sentimiento, que mostraron que la confianza se mantuvo elevada, pero fue un poco más débil en comparación con principios de año, ya que la preocupación sobre la inflación compensó parcialmente las proyecciones positivas de crecimiento de la demanda y la actividad."

Modificado por última vez en 04/11/2021

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter