El crecimiento económico del sector privado de la zona euro continúa fortaleciéndose en abril

Resultados claves

  • Índice Final Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro: 53.8 (estimación Flash: 53.7, dato final de marzo: 53.2)

  • Índice Final de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro: 50.5 (estimación Flash: 50.3, dato final de marzo: 49.6)

(Los datos se recopilaron entre el 12 y el 27 de abril de 2021)


El crecimiento de la economía del sector privado de la zona euro mejoró en abril, y los últimos datos indican la expansión más rápida desde julio del año pasado y la segunda mejor en más de dos años y medio. Dicha mejora fue subrayada por el Índice PMI® Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit que subió hasta el nivel 53.8 del 53.2 registrado en marzo pasado.

El índice ha señalado un crecimiento durante dos meses consecutivos y los datos más recientes indican incrementos simultáneos de la producción manufacturera y de la actividad del sector servicios. Los productores de bienes continuaron liderando el alza, ya que la producción aumentó a un ritmo prácticamente igual que el récord de la encuesta de marzo pasado. La actividad del sector servicios volvió al territorio de expansión después de siete meses de contracción continua, aunque el incremento fue solo marginal.

El crecimiento de la actividad total fue de nuevo liderado por Alemania, que registró un ritmo de expansión marcado apoyado por un fuerte resultado de la economía manufacturera.

Mientras tanto, el crecimiento en España aumentó al ritmo más fuerte en más de dos años, ya que las empresas del sector servicios experimentaron un repunte de la actividad de cara a la reapertura de los negocios planificada y en línea con las expectativas de levantamiento de las restricciones por la Covid-19.

Mientras tanto, Francia e Italia registraron un crecimiento modesto de la actividad total del sector privado en abril, y el incremento observado en Francia fue el mejor en los últimos ocho meses.

El incremento de la actividad total del sector privado de la zona euro estuvo apoyado por el segundo aumento mensual consecutivo de los nuevos pedidos, el más sólido registrado en más de dos años y medio. Se informaron de mayores ventas en los mercados nacionales e internacionales y las operaciones en el extranjero crecieron a un ritmo prácticamente igual que el récord de la serie registrado en marzo pasado.

Puesto que los nuevos pedidos continuaron aumentando en abril, las empresas experimentaron una nueva acumulación de los pedidos por completar, especialmente en el sector manufacturero, donde los retrasos en la entrega de insumos limitaron la producción. El ritmo de crecimiento también fue el más pronunciado en treinta y nueve meses y ayudó a explicar por qué las empresas contrataron más trabajadores. La encuesta de abril indicó que los niveles de dotación de personal aumentaron por tercer mes consecutivo y a la tasa más fuerte en dos años.

La creciente confianza en las perspectivas también alentó a las empresas a aumentar sus plantillas. La encuesta de abril indicó que la confianza empresarial† se situó en su punto más alto desde que los datos compuestos estuvieron disponibles por primera vez a mediados de 2012.

Mientras tanto, la inflación de los costes se intensificó en abril y los últimos datos muestran que los gastos operativos aumentaron hasta su máxima de diez años. Como reflejo, entre otros factores, de la creciente demanda del mercado, las empresas pudieron repercutir parte del incremento de los costes a los clientes a través de una subida de las tarifas cobradas. Los últimos datos indicaron que los precios cobrados aumentaron a la tasa más fuerte desde febrero de 2018.

Sector Servicios

El Índice PMI® de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit se situó por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 en abril y señaló el primer crecimiento de la actividad comercial del sector servicios desde agosto de 2020. No obstante, el aumento del índice hasta el nivel 50.5, del 49.6 registrado en el mes anterior, indicó que el ritmo de expansión fue marginal.

Se observaron algunas divergencias notables en los resultados según el país. Mientras que España registró un marcado aumento de la actividad comercial, Alemania e Italia experimentaron contracciones. En Francia se observó un crecimiento marginal.

El débil aumento de la actividad comercial de la zona euro en general reflejó la persistente debilidad en los niveles de nuevos pedidos recibidos. Los nuevos pedidos en general disminuyeron por noveno mes consecutivo, aunque solo levemente. La demanda del exterior siguió siendo una fuente de debilidad: los nuevos pedidos procedentes de clientes del extranjero cayeron por trigésimo segundo mes consecutivo.

No obstante, la creciente confianza en el futuro conllevó a un fortalecimiento de las expectativas empresariales hasta su nivel más alto desde mayo de 2017. Las proyecciones positivas de un aumento de la actividad en los próximos meses ayudaron a respaldar un sólido aumento del empleo.

Por último, los gastos operativos volvieron a aumentar en abril y en su mayor grado en quince meses. En consecuencia, algunas empresas aumentaron sus tarifas, aunque en general las presiones competitivas frustraron estos esfuerzos. Dichas presiones competitivas hicieron que la inflación de las tarifas cobradas se mantuviera marginal.

 

Comentario de Chris Williamson, Chief Business Economist de IHS Markit, subrayó:

“Los datos de la encuesta de abril proporcionan indicios alentadores de que la zona euro saldrá de su recesión de doble caída en el segundo trimestre. El auge del sector manufacturero, impulsado por la creciente demanda tanto en los mercados nacionales como de exportación a medida que muchas economías emergen de los confinamientos, se suma a las señales de que el sector servicios también ha retornado al crecimiento.

A menos que se produzca una nueva ola de infecciones por nuevas variantes, las restricciones por la Covid deberían suavizarse aún más en los próximos meses, impulsando un fortalecimiento de la actividad comercial en el sector servicios que debería cobrar impulso a medida que atravesamos el verano.

La intensidad del repunte dependerá naturalmente de la medida en que se puedan eliminar las restricciones por la Covid, y es probable que algunas medidas relacionadas con los viajes internacionales permanezcan vigentes durante algún tiempo, pero la experiencia en otros países sugiere que el repunte en la actividad interna podría ser fuerte a medida que la demanda reprimida y los ahorros impulsen un aumento en el gasto.

Si bien la reactivación de la economía está generando un aumento de las presiones inflacionistas, hasta ahora estas presiones parecen estar concentradas principalmente en el sector manufacturero, ya que los costes del sector servicios -que forman un componente importante de las medidas de inflación subyacente que sigue de cerca el BCE- siguen siendo modestos”.

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter