El modesto crecimiento del sector manufacturero de la zona euro se mantiene

La recuperación del sector manufacturero de la zona euro tras las severas restricciones de la actividad económica para combatir la enfermedad mundial del coronavirus (COVID-19) continuó en agosto.

La producción y los nuevos pedidos aumentaron a ritmos marcados y garantizaron que el índice PMI del Sector Manufacturero de la Zona Euro se mantuviera por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por segundo mes consecutivo.

El índice registró 51.7 en agosto, una cifra exactamente igual que su lectura flash precedente y apenas sin cambios frente al nivel de 51.8 registrado en julio.

El crecimiento fue de nuevo generalizado, y los tres grupos de mercado estudiados registraron una mejora de las condiciones operativas en comparación con el mes anterior.

La categoría de bienes de consumo registró de nuevo el mejor resultado, manteniendo un sólido ritmo de expansión.

Se observaron incrementos relativamente modestos en las categorías de bienes intermedios y de bienes de capital.

Analizando por países, los datos indicaron tendencias divergentes en el comportamiento del sector manufacturero. Italia lideró la tabla de clasificación en términos de crecimiento, señalando su mayor incremento de las condiciones operativas durante más de dos años. Irlanda, los Países Bajos y Alemania, donde el crecimiento alcanzó su máxima de 22 meses, registraron incrementos sólidos de las condiciones operativas con respecto de julio, mientras que Austria registró un alza modesta. Por el contrario, el crecimiento industrial se estancó en España y Francia, mientras que las condiciones operativas griegas se deterioraron por sexto mes consecutivo.

La producción manufacturera de la zona euro aumentó por segundo mes consecutivo en agosto y se aceleró hasta alcanzar su nivel más alto en más de dos años. Alemania, Italia e Irlanda registraron los incrementos más fuertes de la producción.

Los nuevos pedidos también se incrementaron por segundo mes consecutivo, y el crecimiento fue de nuevo marcado a pesar de haberse ralentizado ligeramente desde la máxima de casi dos años y medio registrada en julio.

El mercado nacional volvió a ser el principal impulsor de las carteras de nuevos pedidos, y los pedidos de exportación siguieron aumentando, pero a un ritmo relativamente modesto.

Para ayudar a hacer frente al crecimiento de los nuevos pedidos, los fabricantes continuaron utilizando las existencias de productos terminados, que disminuyeron al ritmo más fuerte desde principios de 2010. El continuo incremento de los nuevos pedidos conllevó a un ligero aumento de los pedidos pendientes de realización en agosto, su primer incremento en dos años.

No obstante, los fabricantes continuaron reduciendo fuertemente el empleo: los datos más recientes mostraron que el número de empleados se redujo por decimosexto mes consecutivo, aunque al ritmo más lento desde marzo pasado.

La pérdida de puestos de trabajo más fuerte siguió registrándose en Alemania. Los fabricantes continuaron utilizando los stocks de insumos existentes en la producción siempre que les fue posible.

Dado que la actividad de compras apenas ha cambiado durante el mes, los inventarios de materias primas y productos semielaborados disminuyeron al ritmo más fuerte desde enero pasado, hecho que también fue en parte debido a los continuos retrasos en la entrega de insumos. Se informó que los plazos medios de entrega se alargaron por séptimo mes consecutivo (aunque al ritmo más débil de dicho período).

Mientras tanto, los datos de los precios indicaron pocos cambios en general en el coste de los insumos a los que se enfrentan los fabricantes. La caída de los precios en Austria y Alemania fue compensada por una inflación en el resto de la región. Las presiones competitivas conllevaron a la decimocuarta caída mensual consecutiva de los precios de venta, aunque la última contracción fue marginal y la más débil registrada en los últimos doce meses.

Por último, la confianza sobre el futuro siguió repuntando en agosto, alcanzando su nivel más alto en más de dos años, ya que las empresas esperan una progresiva recuperación de la actividad económica tras los efectos de la pandemia. Los fabricantes italianos se mostraron los más optimistas sobre el futuro, mientras que las empresas francesas fueron las más pesimistas.

Fuente IHS Markit 

Modificado por última vez en 01/09/2020

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter