El índice PMI de la zona euro aumenta en mayo, pero aún señala una fuerte contracción

Tras la mínima revelada en la encuesta de abril, el Índice PMI® Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro señaló un notable repunte en mayo. Al registrar 31.9, situándose por encima de su lectura flash precedente de 30.5 y de 13.6 registrado en abril, el índice PMI registró su mejor nivel en tres meses.

No obstante, al mantenerse muy por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0, el índice de nuevo fue consistente con una fuerte caída de la actividad total en toda la región, ya que las restricciones relacionadas con la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) siguieron teniendo un impacto severo en la coyuntura económica.

Tanto la producción del sector manufacturero como la actividad comercial del sector servicios sufrieron contracciones significativas aunque, al igual que en el caso del índice compuesto, los ritmos de declive fueron mucho más lentos que los récords de la encuesta de abril.

Los datos a nivel nacional mostraron una mejora generalizada en las respectivas lecturas del índice PMI compuesto. Las cuatro economías más
grandes de la zona euro registraron contracciones más lentas, aunque aún severas, de la actividad total. Italia registró el mejor resultado, seguida de Alemania y Francia. España siguió siendo el país con el peor resultado.

El nivel de nuevos pedidos recibidos se contrajo a un ritmo más lento, pero de todos modos siguió decreciendo intensamente en mayo, ya que las restricciones impuestas para evitar la propagación de la COVID-19, que se relajaron con respecto de abril, continuaron afectando fuertemente a la demanda.

Las comparaciones del Índice PMI Compuesto de Actividad Total con el PIB de Alemania, Francia, Italia y España se incluyen en la página 3 de
este comunicado de prensa. Los datos de Irlanda se publican el 4 de junio.

En mayo siguió siendo evidente el exceso de capacidad en toda la región, ya que los pedidos pendientes de realización se redujeron intensamente por decimoquinto mes consecutivo.

La escasez de nuevos pedidos hizo que las empresas pudieran afrontar cómodamente las cargas de trabajo actuales y, en varios casos, llevó
a las firmas a reducir sus niveles de empleo.

Aunque siguió siendo evidente que las empresas continuaron solicitando expedientes de regulación temporal de empleo, la caída neta del empleo siguió siendo fuerte y estuvo entre las mayores en la historia del estudio. Las empresas españolas del estudio continuaron registrando, sin duda alguna, la mayor destrucción del empleo en mayo.

La preocupación sobre el impacto a largo plazo de la COVID-19 en el consumo y en la actividad económica en general también desempeñó un
papel en las decisiones de empleo. La confianza empresarial siguió siendo negativa en general, aunque continuó mejorando con respecto a la
mínima de la serie registrada en marzo.

Por último, los datos de los precios señalaron reducciones continuas tanto de los costes operativos como de las tarifas. La reducción de los gastos laborales junto con el abaratamiento de los artículos relacionados con el petróleo condujo a la tercera caída mensual consecutiva de los precios pagados. El entorno empresarial desafiante hizo que las empresas de servicios volvieran a reducir sus tarifas fuertemente en mayo.

Sector Servicios

Tras la lectura mínima récord de 12.0 registrada en abril, el Índice PMI® de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit aumentó fuertemente hasta alcanzar su máxima de tres meses (30.5). No obstante, a pesar de dicha mejora, el índice permaneció bien por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0, señalando otra reducción importante en la actividad del sector servicios.

El volumen de nuevos pedidos recibidos también indicó una tendencia similar, ya que el ritmo de declive se redujo notablemente, pero de todas formas se mantuvo fuerte a medida que las continuas restricciones relacionadas con la pandemia de la COVID-19 siguieron limitando la
actividad económica.

Debido a la nueva reducción en el nivel de nuevos pedidos recibidos, los pedidos pendientes de realización se contrajeron por tercer mes
consecutivo y a un ritmo considerable. Las empresas respondieron con otro fuerte recorte de la dotación de personal, encabezadas por las
empresas en España.

Los recortes de empleo, y las continuas solicitudes de expedientes de regulación temporal de empleo, conllevaron a que las empresas registraran la tercera reducción mensual consecutiva de los gastos operativos. Los encuestados también informaron de precios más bajos del combustible y las energías. Ante un entorno empresarial desafiante, las firmas continuaron reduciendo sus tarifas a una tasa marcada.

Por último, la confianza sobre el futuro se mantuvo en territorio negativo en mayo, aunque el grado de pesimismo se moderó desde el récord del estudio registrado en marzo. En particular, las empresas de servicios italianas volvieron a mostrarse optimistas.

Por su parte, las empresas en Alemania fueron las más pesimistas.

Fuente IHS Markit

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter