La economía del sector manufacturero de la Zona Euro se contrae, pero al ritmo más lento desde abril de 2019, según PMI

Las condiciones operativas de la economía manufacturera de la zona euro continuaron debilitándose a principios del año, pero a un ritmo notablemente más lento.

Después de tener en cuenta los factores estacionales, el índice PMI del Sector Manufacturero de la Zona Euro de IHS Markit registró 47.9, situándose ligeramente por encima de su lectura flash precedente y del nivel 46.3 señalado en diciembre. Aunque el índice ha registrado un resultado por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0 durante 12 meses consecutivos, la última lectura fue la más alta desde abril de 2019.

Los datos a nivel de grupos de mercado indicaron que la categoría de bienes de consumo continuó registrando el mejor resultado en enero, señalando un crecimiento marginal por segundo mes consecutivo. En contraste, los sectores de bienes intermedios y de bienes de capital continuaron contrayéndose, aunque a ritmos más lentos.

Hubo un aumento generalizado en las cifras nacionales del índice PMI en enero, y los ocho países cubiertos por el estudio registraron lecturas más altas con respecto a diciembre.

Grecia registró el mejor resultado, señalando un incremento que alcanzó su máxima en cinco meses. Irlanda y Francia fueron los otros dos países que registraron una expansión, aunque los ritmos de crecimiento fueron moderados.

Alemania fue de nuevo el país con el resultado más débil, a pesar de que su respectivo índice PMI alcanzó su máxima en once meses. Se observaron modestos deterioros de las condiciones operativas en Italia y España, mientras que Austria y los Países Bajos experimentaron declives leves.

La producción manufacturera y los volúmenes de nuevos pedidos de la zona euro continuaron disminuyendo a principios de 2020, aunque a ritmos más débiles que a fines de 2019. La modesta caída de la producción extendió el periodo actual de desaceleración a doce meses, mientras que los nuevos pedidos han disminuido ininterrumpidamente desde octubre de 2018. No obstante, el ritmo de declive de los nuevos pedidos fue el más lento en
más de un año, ayudado en parte por solo una reducción marginal de los nuevos pedidos para exportaciones*.

Los datos de enero de nuevo proporcionaron evidencia de capacidad disponible en la economía manufacturera y los pedidos pendientes de realización disminuyeron por decimoséptimo mes consecutivo, aunque al ritmo más débil desde febrero de 2019.

También se registraron pérdidas de empleo por noveno mes consecutivo. Aunque la contratación no disminuyó en el mismo grado que el récord de casi siete años observado en diciembre, la tasa de destrucción de empleo se mantuvo marcada.

Alemania volvió a liderar en términos de destrucción de empleo, seguido de España, donde la fuerza laboral disminuyó a la tasa más fuerte en más de seis años.

Los fabricantes de la zona euro también continuaron reduciendo sus actividades de compra aunque, en línea con las tendencias de la producción y de los nuevos pedidos, la caída de las actividades de compra fue la más débil en once meses. Las empresas continuaron expresando una preferencia por utilizar los stocks siempre que les fue posible, y el ritmo de reducción de los inventarios de productos terminados fue el más fuerte en casi tres años y
medio.

Mientras tanto, los plazos medios de entrega de los proveedores continuaron mejorando, acortándose por undécimo mes consecutivo, y la escasez continua de oferta afectó los precios de los insumos.

Los últimos datos mostraron que los costes de los insumos bajaron por octavo mes consecutivo y a su vez los fabricantes pudieron reducir sus tarifas. La encuesta de enero señaló una nueva reducción de los precios cobrados, manteniendo una tendencia que ha sido evidente desde julio del año pasado.

Mirando hacia los próximos doce meses, la confianza con respecto al futuro aumentó a principios de 2020 hasta su nivel más alto desde agosto de 2018. La mejora de las expectativas también fue generalizada, y el optimismo estuvo liderado por Grecia, Irlanda y los Países Bajos. La confianza más baja siguió registrándose en Austria y Alemania a pesar de alcanzar sus máximas de 16 y 17 meses respectivamente.

Fuente IHS Markit

 

Modificado por última vez en 03/02/2020

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter