El sector manufacturero de la zona euro sigue en contracción en junio

Las condiciones operativas del sector manufacturero de la zona euro se deterioraron por quinto mes
consecutivo en junio.

Después de tener en cuenta los factores estacionales, el índice PMI® del Sector
Manufacturero de la Zona Euro de IHS Markit se mantuvo por debajo del nivel de ausencia de
cambios de 50.0, señalando 47.6, su mínima de tres meses, frente a 47.7 registrado en mayo. De hecho,
el índice PMI fue ligeramente más débil que su lectura flash precedente de 47.8.

El comportamiento de los subgrupos de mercado siguió mostrando notables divergencias en junio. Las
condiciones operativas de las empresas de bienes de consumo mejoraron al ritmo más fuerte desde
enero pasado. En contraste, los productores de bienes intermedios y de bienes de capital registraron
marcadas contracciones. El declive observado en el subsector de bienes intermedios fue el más fuerte
registrado desde abril de 2013.

A juzgar por los últimos datos por países, las condiciones operativas fueron generalmente débiles
en el área de la moneda única. Alemania siguió siendo el país con los resultados más débiles, a
pesar de que su respectivo índice PMI mejoró hasta su máxima de cuatro meses. Austria, España,
Irlanda e Italia registraron lecturas del PMI por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0,
mientras que el crecimiento en los Países Bajos fue solo marginal.

Países clasificados por PMI Manufacturero: junio
Grecia 52.4 mínima en 19 meses
Francia 51.9 (flash: 52.0) máxima en 9 meses
Países Bajos 50.7 mínima en 72 meses
Irlanda 49.8 mínima en 73 meses
Italia 48.4 mínima en 3 meses
España 47.9 mínima en 74 meses
Austria 47.5 mínima en 55 meses
Alemania 45.0 (flash: 45.4) máxima en 4 meses

Francia rompió en parte la tendencia general, al registrar su índice PMI más alto en nueve meses,
aunque el crecimiento fue solo leve. Grecia siguió mostrando el mejor resultado, a pesar de haber
señalado la lectura de su índice PMI más baja en 19 meses.

Un entorno económico desafiante caracterizado por continuas tensiones comerciales mundiales e
incertidumbres políticas, sumado al bajo rendimiento en la industria automotriz, provocó otro deterioro
notable en las carteras de pedidos de los fabricantes. Los nuevos pedidos recibidos han
disminuido por noveno mes consecutivo en junio, aunque la última reducción fue la más débil desde
enero pasado. Mientras tanto, los nuevos pedidos de exportación* también cayeron a un ritmo
marcado y mantuvieron la secuencia de contracción que comenzó en octubre del año pasado.

Un nuevo declive de los nuevos pedidos en total continuó afectando los volúmenes de producción,
que disminuyeron ligeramente en junio por quinto mes consecutivo. Las empresas nuevamente se
enfocaron en poner al día sus pedidos pendientes, que se redujeron por décimo mes consecutivo. Los
encuestados también aumentaron sus inventarios de productos terminados (aunque de manera marginal)
por primera vez desde marzo pasado.

La continua debilidad de las tendencias de la producción y de los nuevos pedidos tuvo un impacto
en las decisiones de compra y el empleo en junio.
Se registraron recortes en la contratación por segundo mes consecutivo, y en Alemania, Italia y España se observaron destrucciones de empleo.

En lo que respecta a las Compras, la actividad de
compra continuó cayendo, en línea con la tendencia observada desde diciembre del año pasado. Las
empresas redujeron sus actividades de compras al ritmo más fuerte desde abril de 2013, ya que optaron
por usar el inventario existente siempre que fue posible.
Puesto que la demanda de insumos disminuyó, los plazos medios de entrega mejoraron al ritmo más
fuerte en una década. Los plazos de entrega de los proveedores se redujeron por cuarto mes
consecutivo en junio, lo que ayudó a contribuir a la primera caída de los precios de los insumos en tres
años. Los encuestados informaron que los precios de los metales disminuyeron, mientras que una
reducción del coste del petróleo y sus derivados también contribuyó a la bajada de los precios en
general.
No obstante, los fabricantes continuaron subiendo sus tarifas, aunque las presiones competitivas
hicieron que la inflación fuera marginal y la más débil en la actual secuencia de 33 meses de aumento de
los precios cobrados.
Por último, la confianza empresarial permaneció históricamente moderada a pesar de haber
mejorado ligeramente hasta su máxima de cuatro meses en junio. Los fabricantes austriacos y
alemanes fueron los menos optimistas con respecto al aumento de la producción en los próximos doce
meses frente a los niveles actuales.

Fuente IHS Markit

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook