La economía del sector servicios se contrae a un ritmo notablemente más lento en marzo.

 

 CONCLUSIONES CLAVES

  • Se registran reducciones más débiles de la actividad comercial y de los nuevos pedidos

  • Los niveles de dotación de personal disminuyen, pero solo modestamente

  • La confianza en el futuro sigue siendo alta

(Los datos se recopilaron entre el 12 y el 26 de marzo de 2021)

   Índice de Actividad Comercial del Sector Servicios 

El sector servicios de España continuó contrayéndose en marzo, aunque solo modestamente en concordancia con una reducción notablemente más lenta de los nuevos pedidos. La esperanza de que los programas de vacunación ayuden a reducir el impacto de la pandemia mundial de la enfermedad del coronavirus 2019 (la COVID-19) hizo que la confianza en el futuro se mantuviera alta, aunque los desafíos a corto plazo provocaron otra ronda de destrucción de empleo.

Los márgenes de beneficios también se mantuvieron bajo presión, ya que las empresas informaron de otro aumento importante en los gastos operativos al mismo tiempo que indicaron una ligera caída en las tarifas cobradas.

El Índice de Actividad Comercial, que se basa en una sola pregunta en la que se solicita a las empresas que comenten sobre la evolución de su actividad con respecto del mes anterior, se situó en 48.1 en marzo, frente a 43.1 registrado en febrero. Aunque permaneció por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0, que separa el crecimiento de la contracción, por octavo mes consecutivo, el ritmo de contracción fue el más lento en la secuencia actual de declive.

Las empresas informaron que las restricciones impuestas por la COVID-19 continuaron teniendo un impacto negativo en la actividad en marzo, aunque quizás no en el mismo grado que en los últimos meses, puesto que algunas empresas encuestadas informaron de una mejora en la demanda subyacente. Aunque las ventas en general disminuyeron, afectadas principalmente por una caída de los nuevos pedidos procedentes del extranjero, especialmente en los servicios de turismo y hospitalidad, el ritmo de contracción en general fue modesto y el más débil registrado por el estudio desde julio del año pasado.

No obstante, las empresas continuaron recortando sus niveles de personal en marzo, extendiendo el período actual de destrucción de empleo a más de un año, aunque la tasa de contracción fue, por amplio margen, la más débil en la secuencia actual de declive. Las empresas volvieron a vincular la pérdida de puestos de trabajo con una reducción de los nuevos pedidos, además de los esfuerzos continuos para mantener al mínimo los gastos operativos.

De hecho, la inflación de los precios de los insumos se mantuvo en marzo, extendiendo la secuencia actual de precios al alza a diez meses. Aunque la tasa de inflación fue la más baja desde diciembre del año pasado, se mantuvo marcada en medio de informes de precios más altos pagados por el combustible y los materiales en general. También hubo informes de un aumento de los costes del transporte, especialmente para el transporte de mercancías.

No obstante, un entorno de demanda aún débil hizo que el poder de fijación de precios de las empresas siguiese siendo insuficiente para repercutir el aumento de los costes operativos. Las empresas informaron que las tarifas cobradas volvieron a bajar en marzo, aunque la tasa de contracción fue marginal y la más débil en más de un año de caída de los precios cobrados.

Por último, la confianza sobre el futuro se mantuvo positiva en marzo, y apenas cambió de su máxima de casi tres años registrada en febrero. El optimismo estuvo firmemente vinculado con los programas de vacunación, que las empresas consideran claves para reducir los impactos negativos que la pandemia está teniendo en la actividad. Las empresas esperan que una vez que el porcentaje de vacunación sea suficientemente alto, se produzca una fuerte mejora en el entorno empresarial y económico en la segunda mitad de 2021.

El sector manufacturero impulsa el retorno al crecimiento del sector privado

Índice Compuesto de Actividad Total

La economía del sector privado de España volvió a territorio de expansión (marginalmente) en marzo, ya que un aumento de la producción manufacturera estuvo acompañado por una notable ralentización de la contracción de la actividad del sector servicios. El último Índice Compuesto de Actividad Total* aumentó al nivel 50.1, del 45.1 registrado en febrero, y se situó por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por primera vez desde julio del año pasado.

Se informó que el aumento más pronunciado de la producción manufacturera en más de tres años fue debido a incrementos igualmente sólidos de los nuevos pedidos. Dado que los nuevos pedidos recibidos por el sector servicios cayeron solo ligeramente, los nuevos pedidos del sector privado en su conjunto aumentaron por primera vez en ocho meses.

La divergencia entre ambos sectores también se observó en los datos del empleo: los fabricantes aumentaron sus plantillas a la tasa más rápida desde mediados de 2018, pero se observó otra ronda de destrucción de empleos en el sector servicios.

El sólido resultado del sector manufacturero en marzo estuvo acompañado por el aumento más fuerte de los precios de los insumos en una década, en medio de informes generalizados de escasez de productos a nivel mundial y graves retrasos en las entregas. Dado que las empresas de servicios también se vieron afectadas por el aumento del coste del combustible y del transporte, los gastos operativos en general volvieron a aumentar considerablemente.

Por último, la confianza sobre el futuro se mantuvo sin cambios en su nivel más alto desde mayo de 2018 impulsada por la esperanza de que los programas de vacunación conduzcan a una normalización de la actividad económica en la segunda mitad de 2021.

*Los índices PMI compuestos son medias ponderadas de los índices PMI del sector manufacturero y del sector servicios comparables. La ponderación refleja el tamaño relativo del sector manufacturero y del sector servicios según los datos oficiales del PIB. El Índice Compuesto de Actividad Total para España es una media ponderada del Índice de Producción del Sector Manufacturero para España y del Índice de Actividad Comercial del Sector Servicios para España.

 

Comentando sobre los datos del PMI, Paul Smith, Economics Director de IHS Markit subrayó:

"Los últimos datos de la economía del sector servicios de España, aunque continúan indicando una contracción, brindan alguna esperanza de estabilización en el sector tras unos meses terribles. La actividad y los nuevos pedidos cayeron a unos ritmos notablemente más lentos, mientras

que la pérdida de puestos de trabajo fue la más débil en más de un año.

No obstante, una tercera ola de infecciones por la COVID- 19, que actualmente azota a los países europeos, genera preocupaciones de que un mayor endurecimiento de

las restricciones por la COVID-19 ofrece claros riesgos de tendencia a la baja para el corto plazo, especialmente para el sector turístico clave de España, que continúa en dificultades.

Aún así, con la esperanza de que los programas de vacunación se aceleren en el segundo trimestre del año, muchas empresas ahora ven un camino claro hacia la recuperación, y los encuestados comentan ampliamente que prevén una fuerte recuperación de la actividad económica en la segunda mitad del año".

A medida que avanza el año los precios de las materias primas continúan al alza. Desde finales de febrero, el índice de precios publicado por Kairos Commodities ha aumentado un 2,2% y se encuentra en estos momentos en 63,76. Se trata de un nuevo máximo del índice y supera el máximo anterior de 59,59 registrado a finales de abril de 2011. El índice global ha subido un 12,8% en el último año y hasta ahora ha aumentado sin pausa en los tres meses transcurridos de 2021.

La economía manufacturera de la zona euro arrojó fuertes resultados en febrero, ya que las condiciones operativas mejoraron hasta su máxima de tres años. Dicho incremento fue destacado por el índice PMI® final del sector manufacturero de la zona euro ajustado estacionalmente, que subió a 57.9, desde 54.8 registrado en enero, y se situó por encima de su lectura flash precedente. El índice se ha ubicado por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0, que separa el crecimiento de la contracción, por octavo mes consecutivo.

El comienzo de 2021 ha continuado con la misma tendencia alcista en los precios de las materias primas con la que comenzó en el segundo trimestre de 2020. Aunque el índice de materias primas de Kairos mostró grandes disminuciones a principios de 2020 debido al coronavirus, el índice de materias primas de Kairos terminó el año con un aumento del 19,9%.

La actividad empresarial de la zona euro decayó intensamente en noviembre a medida que los países introdujeron medidas más agresivas para contrarrestar las crecientes tasas de infección por la enfermedad del coronavirus 2019 (la COVID-19).

La economía del sector privado de la zona euro se estancó en octubre, tal y como lo indica el Índice PMI® Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit que registró un nivel de 50.0.Aunque dicha lectura se situó por encima de su estimación flash precedente, el índice bajó del nivel 50.4 registrado en septiembre, poniendo fin a un período de tres meses de crecimiento.

El crecimiento económico del sector privado de la zona euro se desaceleró aún más, acercándose al estancamiento en septiembre. El Índice PMI® Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit cayó hasta 50.4, su mínima de tres meses, situándose por debajo de 51.9 registrado en agosto e indicando una expansión solo marginal. No obstante, la lectura final se situó por encima de la estimación flash precedente de 50.1.

La recuperación del sector manufacturero de la zona euro tras las severas restricciones de la actividad económica para combatir la enfermedad mundial del coronavirus (COVID-19) continuó en agosto.

La recuperación del sector manufacturero español se estancó en agosto tras registrar un retorno al crecimiento en julio. Los nuevos pedidos se mantuvieron prácticamente iguales frente al mes anterior, contribuyendo a un aumento mucho más lento de la producción.

Página 1 de 14

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter