La economía española mantiene una tónica expansiva

BANKIA ha presentado el informe sectorial de julio 2016 donde se aprecia que la economía española mantiene una tónica expansiva que mejora las previsiones iniciales, a pesar de que existe una ligera ralentización de los ritmos de avance. La demanda interna es el principal motor del crecimiento del 0,8% del PIB.

El mercado laboral experimentó el pasado junio su mejor dato en 14 meses (75.509 afiliados nuevos en términos desestacionalizados), de modo que la cifra total de afiliación recupera los niveles de hace seis años (17,76 millones). En consecuencia, el segundo trimestre de 2016 cerró con una sensible mejoría (+55.491 mensual de media vs +38.752 en enero-marzo), gracias al empuje de actividades relacionadas con la hostelería, el turismo o el transporte. En cambio, empeoró de forma notable el empleo en educación, coincidiendo con el fin del curso académico.
Por otro lado, a pesar de mantener su crecimiento, éste se vio ligeramente frenado en el segundo trimestre del año. De todas formas, las ventas minoristas crecieron entre abril y mayo un 2,9% interanual, lo que supone la tasa más baja del último año. En lo que respecta a las matriculaciones de turismos, la tasa alcanza un 17,2%, lo que supone un repunte de 10 puntos. El crecimiento considera BANKIA que es debido al Plan PIVE 8, que está próximo a finalizar.
El estudio de BANKIA refleja que el sector terciario, a pesar de seguir siendo el motor de la actividad, amortigua su dinamismo y deja su tasa en un crecimiento del 3,2%. El turismo en cambio continúa creciendo a un gran ritmo y en lo que va de 2016 marca un crecimiento del 9,5%.

La industría continúa su mala tendencia
La industria continúa ralentizándose. Entre abril y mayo la tasa interanual se sitúa en 1,8%, lo que supone el dato más bajo desde comienzos de 2015. BANKIA señala a la farmacia, al material de transporte y, sobre todo, al suministro de electricidad y gas como motores del crecimiento industrial. El ritmo de capacidad productiva se sitúa en el 78,2%, su tasa más alta en los últimos ocho años. La confianza, eso sí, desciende 2,8 puntos en el segundo trimestre del año.
En la construcción, los datos apuntan al mantenimiento de la debilidad del VAB en el segundo trimestre de 2016: la confianza del sector cerró el trimestre en mínimos desde el segundo trimestre de 2014 (-40,4), mientras que en abril-mayo el consumo de cemento registró la caída más intensa en dos años y medio (-5,5% interanual) y el IPI de materiales de construcción el menor avance desde mediados de 2015 (+4,6%). Por segmentos, contrasta la mejoría del residencial (los visados de vivienda nueva están en máximos de cuatro años) con el empeoramiento de la obra pública (la licitación oficial se encuentra en mínimos desde el inicio de 2014).

Las exportaciones mantienen su crecimiento
Las exportaciones de bienes siguen creciendo a buen ritmo (+6,3% interanual en abril, la tasa más alta en cinco meses); si se añade la debilidad de las importaciones (-1,2%, la segunda caída consecutiva), lastradas por el desplome de las energéticas (-33,9%), el resultado es que el déficit comercial fue el más reducido en dicho mes de las últimas tres décadas (637 millones de euros), mientras que en términos acumulados de 12 meses se sitúa, por primera vez en dos años, por debajo de los 22.000 millones. Por sectores, los que más tiran de las ventas al exterior son bienes de equipo, manufacturas de consumo, en especial textiles, y fundamentalmente, automóvil.
Por lo que respecta al superávit de la balanza de servicios, prácticamente se estancó durante el primer trimestre de 2016 hasta 8.425 millones de euros. El deterioro del turismo, cuyo saldo positivo registró la mayor caída en seis años (-4,5%), fruto del intenso crecimiento de los pagos (+26,7% vs +5,9% los ingresos), fue contrarrestado por la excelente evolución del resto de servicios: su superávit creció un 10,8%, impulsado por el transporte y los servicios a empresas.
Por último, el crédito para financiar actividades productivas cayó con fuerza en el primer trimestre de 2016, un 8,8% interanual, el mayor retroceso en año y medio, arrastrado por la construcción, especialmente edificación, y servicios, sobre todo intermediación financiera y actividades inmobiliarias; en cambio, crece vigorosamente el crédito a algunas industrias (extractivas, refino de petróleo o fabricación de material de transporte). Por su parte, la morosidad se estabilizó en el 14,6%, que es la más baja desde mediados de 2012: destaca la corrección en industria extractiva, metalurgia, fabricación de material de transporte y, sobre todo, construcción, si bien sigue siendo la más elevada (29,1%).

Modificado por última vez en 19/07/2016

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook