El sector servicios español retorna al crecimiento en junio

La economía del sector servicios de España retornó al crecimiento en junio tras los descensos sin precedentes de la actividad observados a principios del trimestre.

No obstante, el crecimiento fue solo marginal ya que la pandemia mundial de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) continuó teniendo un impacto fuertemente negativo en la actividad económica, a pesar del levantamiento de las restricciones de confinamiento impuestas para limitar la propagación del virus.

A medida que las empresas empezaron a abrir sus negocios de nuevo, muchos empleados que habían adoptado expedientes de regulación temporal de empleo volvieron a sus trabajos, conllevando a un fuerte aumento en los gastos operativos generales. No obstante, debido a un entorno empresarial desafiante, las empresas continuaron ofreciendo descuentos de precios.

El Índice de Actividad Comercial, basado en una pregunta en la que se solicita a las empresas que comenten sobre la evolución de su actividad con respecto al mes anterior, volvió a situarse por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 en junio, señalando 50.2, muy por encima de 27.9 registrado en mayo. Aunque fue alentador, el crecimiento fue marginal tras un período de contracción sin precedentes de la actividad del sector servicios.

Dicho retorno al crecimiento estuvo apoyado por un aumento de tamaño similar en los volúmenes de nuevos pedidos, a medida que la actividad económica en general comenzó a reanudarse en concordancia con una flexibilización de las medidas de confinamiento relacionadas con la pandemia de COVID-19. No obstante, algunas de las empresas encuestadas informaron que el virus continuó teniendo un impacto adverso en la demanda, y que el número de clientes aún está muy por debajo de los niveles habituales.

La falta de un crecimiento significativo de los nuevos pedidos hizo que las empresas pudieran cómodamente poner al día las cargas de trabajo, ya que los pedidos pendientes de realización disminuyeron por cuarto mes consecutivo. Los niveles de personal también se redujeron nuevamente, en línea con la tendencia desde marzo pasado, puesto que las empresas respondieron al exceso de capacidad en sus unidades.

No obstante, algunas de las empresas encuestadas informaron que muchos empleados dejaron los expedientes de regulación temporal de empleo y regresaron al trabajo en junio, hecho que contribuyó a impulsar un aumento considerable en los gastos operativos generales. Después de dos meses de descensos sin precedentes en los costes, el aumento observado en junio fue fuerte. También hubo informes de un aumento de los precios cobrados por los proveedores y un aumento de los costes del transporte.

Las empresas no pudieron repercutir el aumento de dichos costes a sus clientes, y los precios cobrados se redujeron por cuarto mes consecutivo. Las empresas informaron que el entorno empresarial sigue siendo extremadamente desafiante y que ofrecieron tarifas más bajas a los clientes en un intento por mantener el negocio y captar nuevos pedidos.

Por último, la confianza de nuevo mejoró notablemente en junio. En general, las empresas se mostraron optimistas sobre el futuro, y el sentimiento fue el mejor desde febrero pasado.

Las empresas encuestadas comentaron que la relajación continua de las restricciones del confinamiento debería ayudar a respaldar el crecimiento de la demanda y la actividad durante los próximos doce meses.

Fuente IHS Markit

Modificado por última vez en 03/07/2020

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter