PMI Compuesto de la Zona Euro: La economía continúa cerca del estancamiento a fines de 2019

El Índice PMI Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro mejoró levemente en diciembre, pero siguió mostrando un débil crecimiento económico.

Después de tener en cuenta los factores estacionales, el índice registró 50.9, frente a 50.6 de noviembre y se situó ligeramente por encima de su lectura flash precedente. A pesar de haber aumentado hasta su máxima de cuatro meses, el índice continuó registrando un nivel que estuvo entre los más bajos observados desde el primer semestre de 2013.

La divergencia entre el comportamiento de la economía del sector manufacturero y del sector servicios se mantuvo notable en diciembre. El crecimiento en general siguió centrado en el sector servicios, que alcanzó su máxima de cuatro meses.

En contraste, la producción manufacturera disminuyó a un ritmo no excedido en casi siete años.

A nivel nacional, Irlanda se situó a la cabeza de la clasificación de los países en diciembre, ya que su economía se expandió al ritmo más rápido de seis meses. España también registró un ritmo de expansión sólido, al igual que Francia (a pesar de que la economía del sector privado francés señaló su incremento más lento de tres meses).

Alemania arrojó algunas noticias positivas, ya que después de tres meses de contracción registró una leve expansión. Por el contrario, Italia permaneció dentro del territorio negativo por segundo mes consecutivo, registrando su peor resultado en casi un año.

El repunte de la actividad total en general estuvo apoyado por el primer aumento de los nuevos pedidos en cuatro meses. No obstante, el incremento fue solo marginal y de nuevo estuvo afectado por la debilidad de la demanda externa.

Los últimos datos mostraron que las exportaciones cayeron por decimoquinto mes consecutivo, aunque al ritmo más débil desde comienzos de 2019.

Puesto que la actividad total aumentó a un ritmo ligeramente más rápido que los nuevos pedidos, las empresas pudieron de nuevo reducir las cargas de trabajo en general en sus unidades. Los últimos datos indicaron que los niveles de pedidos pendientes se redujeron por décimo mes consecutivo en diciembre, aunque el ritmo de contracción fue marginal y el más débil desde junio pasado.

El exceso de capacidad combinado con un crecimiento más lento de los nuevos pedidos continuó teniendo un impacto negativo en la contratación de diciembre. Aunque los números de dotación de personal aumentaron de nuevo, lo hicieron solo levemente y al ritmo más lento en cinco años.

No obstante, el aumento de los costes laborales continuó siendo un factor clave responsable del aumento de los gastos operativos a fines de 2019.

Los datos del índice PMI de diciembre indicaron otro aumento sólido de los costes, y la inflación se mantuvo prácticamente igual que en noviembre.

Las tarifas también aumentaron, aunque solo modestamente, ya que las presiones competitivas y las débiles condiciones de demanda limitaron el poder de fijación de precios.

Por último, la confianza sobre el futuro mejoró en diciembre hasta alcanzar su nivel más alto desde mayo pasado, aunque se mantuvo muy por debajo de la media del estudio. El alza fue generalizada, con la excepción de Francia. Alemania en particular experimentó un fuerte aumento de la confianza empresarial desde noviembre, aunque las expectativas siguieron siendo más débiles que en Italia, España e Irlanda.

Sector Servicios

El Índice PMI de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro aumentó en diciembre hasta su máxima de cuatro meses, al registrar 52.8, frente a 51.9 de noviembre. La actividad registró una expansión en todos los países cubiertos por el estudio, liderada por España e Irlanda.

Se observó un aumento similar de los nuevos pedidos en diciembre, aunque el crecimiento se vio nuevamente lastrado por una reducción de los pedidos procedentes del extranjero, por decimosexto mes consecutivo.

La capacidad estuvo bajo presión, hecho subrayado por el primer aumento de los pedidos pendientes de realización en cinco meses. En consecuencia, el modesto incremento de la cartera de pedidos por realizar alentó a las empresas a contratar personal adicional, aunque a la tasa más lenta desde el comienzo de 2019.

El aumento de los costes laborales de nuevo fue un factor clave de la inflación de los precios de los insumos, que apenas varió de su fuerte nivel en diciembre. Los márgenes de beneficios se mantuvieron bajo presión ya que los precios cobrados aumentaron solo levemente frente al mes anterior.

Mirando hacia los próximos 12 meses, la confianza empresarial sobre el futuro se fortaleció hasta su nivel más alto desde julio pasado. El alza estuvo liderada por un fuerte incremento de las expectativas entre las empresas de servicios alemanas.

Fuente IHS Markit

Modificado por última vez en 08/01/2020

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter