PMI SECTOR MANUFACTURERO ESPAÑOL: Una caída más fuerte de la producción afecta la economía manufacturera en diciembre

El sector manufacturero español finalizó 2019 de capa caída, y la producción, los nuevos pedidos y el empleo disminuyeron con respecto de noviembre.

La producción cayó al ritmo más fuerte desde abril de 2013 y condujo a una reducción de tamaño similar de la actividad de Compras. Las incertidumbres políticas y económicas continuaron afectando los resultados del sector, aunque las empresas registraron una ligera mejora sobre las expectativas en el plazo de doce meses.

En cuanto a los precios, los costes de los insumos continuaron cayendo en medio de informes de un entorno deflacionista en general. En respuesta, las tarifas se redujeron por cuarto mes consecutivo.

El Índice IHS Markit PMI del Sector Manufacturero Español, un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, apenas varió en diciembre al situarse en el nivel 47.4 frente a 47.5 registrado en noviembre. Al permanecer por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por séptimo mes consecutivo, el índice PMI señaló un nuevo deterioro en la salud de la economía manufacturera.

La debilidad del índice PMI fue debida principalmente a la reducción más fuerte de la producción en ochenta meses. La caída de la producción fue reflejo de una menor cartera de pedidos junto con un exceso de capacidad en el sector. Los nuevos pedidos disminuyeron por octavo mes consecutivo y las empresas comentaron sobre un entorno de demanda inestable, tanto en el país como en el extranjero. Se informó que el comercio de exportación disminuyó por séptimo mes consecutivo, y la demanda de los mercados europeos claves se muestra a la baja. El sector automotriz siguió siendo una fuente clave de debilidad, mientras
que algunas empresas mencionaron el Brexit como uno de los factores que promueven la reducción de las ventas.

Hubo evidencias de que el exceso de capacidad aumentó de nuevo en el sector manufacturero en diciembre y los pedidos pendientes de realización continuaron disminuyendo por octavo mes consecutivo. También se registraron pérdidas de empleo en línea con la tendencia observada desde mayo pasado. De hecho, la tasa de declive de los niveles de personal fue la más fuerte registrada por el estudio en poco más de seis años.

La actividad de compras también se redujo en diciembre al segundo ritmo más rápido desde abril de 2013, debido a unas menores necesidades de producción y a la preferencia por utilizar inventarios existentes. Los stocks de compras cayeron por décimo mes consecutivo en diciembre, y las empresas también indicaron la necesidad de utilizar los inventarios en un momento de leves demoras en los plazos de entrega de los proveedores.

Las presiones deflacionistas fueron evidentes en diciembre, y las empresas informaron que los precios de los insumos fueron en general más bajos, en gran parte debido a la falta de demanda. Tras la reducción de los costes, y debido a que la competencia aún sigue siendo feroz, las empresas recortaron sus tarifas por cuarto mes consecutivo.

Por último, aunque persistió la preocupación sobre las políticas gubernamentales y la demanda actual, la confianza empresarial con respecto al futuro mejoró a finales de 2019 hasta alcanzar su mejor nivel desde junio pasado. Las empresas encuestadas informaron que la inversión en la capacidad productiva, las actividades comerciales planificadas y las esperanzas de una mayor demanda en el próximo año fueron razones para ser optimistas.

Fuente IHS Markit

 

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook