PMI Sector Servicios en España: La demanda interna se fortalece

El crecimiento económico del sector servicios español se fortaleció en agosto, aumentando hasta su máxima de cinco
meses gracias a los crecientes niveles de nuevos pedidos recibidos.

El aumento de la demanda, principalmente procedente de fuentes nacionales, ejerció presión en la capacidad, los pedidos pendientes se acumularon de nuevo y se registró una
modesta creación de empleo.

En consecuencia, el aumento de los costes salariales empujó al alza los gastos operativos a una tasa elevada, aunque las
empresas en general optaron por bajar sus tarifas. Mientras tanto, la confianza con respecto al futuro cayó hasta su nivel más
bajo desde mayo de 2013.

El Índice de Actividad Comercial, basado en una pregunta en la que se solicita a las empresas que comenten sobre la evolución
de su actividad con respecto al mes anterior, aumentó del nivel 52.9 registrado en julio hasta 54.3 en agosto e indicó el aumento
más fuerte de la actividad desde marzo pasado. Se ha registrado un crecimiento continuo desde noviembre de 2013.

Una vez más, el aumento de la actividad estuvo estrechamente vinculado a los crecientes niveles de nuevos pedidos. Según
los últimos datos, el aumento neto de los nuevos pedidos fue el más fuerte desde abril pasado. El alza estuvo impulsada
principalmente por un fortalecimiento de la demanda procedente de fuentes nacionales que, según se informa, compensó el
debilitamiento de la demanda procedente del exterior. Las empresas encuestadas comentaron que las ventas a clientes
extranjeros disminuyeron en agosto por cuarto mes consecutivo.

La preocupación sobre la tendencia de la demanda mundial, especialmente en los mercados europeos vecinos, fue un factor
clave para la caída de las perspectivas durante el último período de la encuesta. Según los últimos datos, el optimismo sobre el
futuro entre las empresas de servicios españolas fue el más bajo registrado por el estudio en más de seis años y cayó fuertemente
desde julio.

La inquietud sobre la actividad futura conllevó a una caída de la creación de empleo durante el mes. En varios casos, las empresas
optaron por no reemplazar a los despidos voluntarios, y en vez de ello cumplieron con las necesidades de la demanda existente con
menos personal. No obstante, al observarse indicios de presión en la capacidad en algunos casos, el número total de empleados
aumentó en agosto, aunque a un ritmo modesto que fue el más débil desde diciembre de 2014.

Parte del aumento del empleo se produjo en respuesta al segundo incremento neto mensual consecutivo de los pedidos
pendientes. El crecimiento también fue sólido y el más fuerte registrado por el estudio en 12 meses.

En agosto se recibió un mayor volumen de nuevos pedidos y al mismo tiempo los precios medios de venta se redujeron por
primera vez en 16 meses. Las presiones competitivas, aunque leves, y los períodos anteriores de demanda débil del mercado
provocaron recortes de precios en algunos casos.

Sin embargo, los márgenes de beneficios estuvieron bajo presión.

Los precios medios de los insumos aumentaron notablemente en agosto, extendiendo el período actual de inflación a cuatro años
y medio. Las empresas comentaron que los precios aumentaron debido al incremento de los costes laborales y del transporte.

El crecimiento de la economía del sector privado español se mantuvo en agosto, aumentando hasta su nivel más alto desde
abril pasado. Después de tener en cuenta los factores estacionales, el Índice Compuesto de Actividad Total* se situó en el nivel 52.6,
frente a 51.7 registrado en julio.

No obstante, persistió un notable desequilibrio entre el comportamiento del sector manufacturero y del sector servicios.
Mientras que el sector servicios registró su mayor crecimiento desde marzo pasado, la producción manufacturera disminuyó al ritmo
más fuerte desde mayo de 2013.

La exposición directa relativamente mayor de los fabricantes a las evoluciones económicas mundiales siguió siendo un factor clave de
sus resultados deslucidos en agosto. Se informó nuevamente que las carteras de pedidos disminuyeron (aunque levemente), y los nuevos
pedidos procedentes del extranjero se redujeron por tercer mes consecutivo. Por el contrario, las empresas de servicios pudieron
compensar con creces cualquier disminución de la demanda externa a través de un fuerte aumento de los nuevos pedidos de los
clientes nacionales.

De todos modos, las incertidumbres económicas y políticas mundiales están afectando la confianza. El sentimiento en
general se desplomó en agosto hasta su mínima de 75 meses, y las preocupaciones con respecto a la producción futura afectaron
la contratación.

El crecimiento del empleo en el sector privado fue marginal y el más débil registrado por el estudio en casi cinco años.

Mientras tanto, los márgenes de beneficios del sector privado estuvieron bajo presión ya que los costes generales aumentaron,
pero las tarifas se redujeron ligeramente.

Fuente IHS Markit

 

Modificado por última vez en 05/09/2019

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook