AERCE y Compras ante el COVID19: juntos, somos más fuertes

Una de las palabras más pronunciadas en estos días es “incertidumbre”.

Incertidumbre ante la duración y ante las consecuencias sanitarias y económicas a medio y largo plazo que provocará la crisis del COVID19.

Con la única certeza de que esto pasará (como escribió el filósofo griego Heráclito: “Lo único constante en la vida es el cambio”), y enfocándonos en la parte económica, los departamentos de Compras deben ser parte principal del proceso de recuperación de cada empresa ante esta embestida que muchas han sufrido.

Para reflexionar sobre ello, hemos preguntado a nuestros expertos AERCE, presidentes de las Juntas territoriales y profesores especialistas de AERCE Business School, para que nos den sus claves ante esta difícil pregunta: ¿cómo afrontar esta batalla desde Compras?

Desde AERCE, como asociación profesional, estamos más presentes que nunca: todos los departamentos activos mediante teletrabajo, adaptando online toda la formación de AERCE Business School, transformando las jornadas y talleres a webinars, aplazando la celebración del ExpoCongreso a octubre, etc.

En palabras de José Francisco Garrido, vicepresidente de AERCE y presidente de la IFPSM, “más que nunca es necesario presentar el liderazgo que la función de Compras debe enarbolar en la organización”.

¿Cómo pueden afrontar los departamentos de Compras la crisis del COVID-19?

En esta economía globalizada y tan íntimamente entrelazada, hemos visto que prever el futuro es casi una quimera. Ello no quita que sea fundamental definir estrategias y planificar. Eduardo Montes, presidente de AERCE Asturias, lo resalta: “Es fundamental definir estrategias de búsqueda de proveedores o productos alternativos que nos permitan continuar en el mercado, así como ser un auténtico experto en la previsión para poder planificar de forma eficiente los aprovisionamientos”.

Gonzalo Fornos, presidente de AERCE Euskadi: “En mi opinión, si hay algo de lo que la función de Compras va a verse impactada en el futuro es en una más exhaustiva, sistematizada e integrada gestión de riesgos en la cadena de suministro, tanto dentro de la compañía como en la red externa”.

Por su parte, María del Carmen Olarreaga, presidenta de AERCE Cantabria, señala que la primera medida acertada que tomaron los departamentos de Compras fue optar por el teletrabajo: “Esta medida nos permite estar en contacto entre nosotros y con otros miembros de la empresa, con lo cual se reducen enormemente las posibilidades de contagio y garantizar que el servicio de Compras esté prácticamente asegurado”.

La inmediatez es otra de las claves en el mundo de las Compras estos días. Martín Martínez Rúperez, docente de AERCE Business School y Director General de EPSA Spain la destaca y añade: “asegurando el suministro de aquello que aporte más valor al negocio. Esto implica pagar, financiar y apoyar a los proveedores clave actuales; buscar proveedores alternativos”.

José Toledo, Head of Enterprise Supply Chain EUR South en Nokia y docente en AERCE Business School destaca la alineación entre Compras y dirección General: “El responsable de Compras debe formar parte del gabinete de gestión de crisis “war room” y de actualizar cada día el estado de las fuentes de suministro y pedidos en curso. Las decisiones de su comité de dirección tendrán influencia en su capacidad de gestión en esta situación, pero al mismo tiempo el input de Compras sobre el parque proveedor y los abastecimiento tendrán consecuencias en las acciones y decisiones que tenga que tomar la dirección de la empresa”

¿Cuál es ahora el papel del comprador en su empresa?

Montes apunta: “En estos momentos tan difíciles, el comprador adquiere una importancia diferenciadora”. Y añade: “La empresa necesita dejar de comprar alguno de los productos o servicios habituales para tener que comprar otros que la permitan adaptarse a la nueva realidad. Capacidad de antelación y de adaptación son fundamentales.”

Olarreaga recuerda: “En algunos sectores, la escasez de la oferta convierte la compra en una labor contrarreloj en la que la disponibilidad puede variar por momentos, y los precios se disparan: materias primas, EPIS, productos químicos...”

Martínez Rupérez señala dos ejes a corto plazo: “Uno, la reducción de costes. Solo sobrevivirá el que lo haga con mucha rapidez y con inteligencia, basándose en palancas de ahorro generadoras de valor, que las hay. Dos, habrá una nueva percepción del riesgo. Toca evaluar a los proveedores y todo el proceso de compra”

Toledo: “El papel del comprador no cambia sino que cambia la estrategia, cambian las prioridades, cambia la operativa, cambia la gestión, porque la misión de la empresa en estos momentos es como mínimo sobrevivir, mantener sus clientes al menor impacto económico posible, la visión de la organización sufre un paréntesis donde la toma decisiones rápidas, la anticipación y las inversiones en nuevas soluciones puede ser la diferencia entre la existencia y resistencia o la desesperación y desaparición. Y añade: “El papel del comprador en esta situación debe poner en juego su talento, creatividad y agilidad”. Al final de esta pandemia “habrá ganado en resiliencia y experiencia, estando mejor preparados para, esperemos que no, situaciones similares”.

Aprender para el futuro

Podríamos resumir lo que nos han contado nuestros expertos en estas tres claves: visión, resiliencia y formación.

Fornos: “Este desafío actual es un ejemplo que nos permite tener una visión más detallada de las operaciones y las cadenas de suministro y, a su vez, de la importancia en el desarrollo de relaciones más colaborativas y resilientes con proveedores críticos. Las relaciones corporativas duraderas y el grado de agilidad implícito en los modelos operativos son los que pueden ayudar a las organizaciones a fortalecer la preparación general ante cualquier interrupción”.

“Tomemos las iniciativas que nos den el resultado esperado como aprendizajes válidos, y aprendamos de cara al futuro, una vez que todo esto pase, que el conocimiento no es ciencia infusa, por lo que una lección que aprenderemos será volver a retomar la formación en todos los ámbitos de la función de Compras”, señala Garrido Casas.

Como apuntaba al comienzo del artículo José Francisco Garrido, vicepresidente de AERCE: “más que nunca es necesario presentar el liderazgo que la función de Compras debe enarbolar en la organización, ante las personas de la función propiamente dicha, ante las personas de los departamentos solicitantes (clientes internos), ante los stakeholders internos y externos y, de estos últimos, principalmente los proveedores”. Un liderazgo que en estos momentos “requiere trasmitir serenidad, pero a la vez firmeza en las decisiones que la función obliga”.

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter