Gestión de Riesgos en Compras y el COVID-19 (1ª parte)

Por Miguel Benítez. Docente de AERCE Business School.

Algunos analistas dicen que estamos en lo denominado como “cisne negro”, lo que está claro es que esta pandemia es disruptiva y un desafío para los gestores del riesgo.

El año pasado escribía, la enorme complejidad que tenían las empresas, cuando ciertos riesgos se hicieran más prominentes, como:

✓ Fuerza laboral envejecida.
✓ Impacto del cambio climático.
✓ Incremento de los ataques cibernéticos.
✓ Tecnologías cada vez más disruptivas.
✓ Nuevos consumidores, nuevas pautas de consumo.
✓ Incremento de la volatilidad e incertidumbre.

Está claro que me dejé de poner, la llegada de una pandemia, lo que sí podemos ver es que alguno de estos conceptos con el coronavirus se acentuarán más, como los riesgos cibernéticos, por el teletrabajo, más sensibilidad por el cambio climático y más volatilidad en las commodities e incertidumbre en el mercado.

Algunos comentarios y reflexiones sobre el coronavirus que sin lugar a dudas tienen mucho que ver con la estrategia y los mercados.

Obviedades, que conviene reseñar:

La pandemia mundial provocada por el coronavirus está generando importantes incógnitas en las empresas desde todos los ángulos de su actividad.

Y una cosa es segura, Antes o después la pandemia terminará, es decir, habrá vida más allá de la pandemia, y tenemos que prepararnos para lo que está por venir. Porque tendremos un futuro, sí incierto, pero futuro.

Por otro lado, No tenemos algún precedente histórico en el que basarnos para hacer cualquier tipo de predicción con precisión, especialmente en el medio y largo plazo, es muy difícil o casi imposible, por lo que estamos antes una aventura (aunque no suene muy profesional) que hay que ir revisando y actualizando continuamente.

Estamos en un entorno claramente VUCA, donde se acentúa sobre todo la incertidumbre y la complejidad.

Un anglicismo muy usado, en boca de casi todos, durante esta pandemia, es que estamos antes una “New normal”, yo no soy muy partidario de este concepto, dado que creo que aún no estamos en una nueva normalidad, hay que esperar al día D+1, que por otro lado estimo será diferente por sectores y países, y que irá cambiando constantemente, por lo que no habrá una nueva normalidad sino una sucesión de cambios constantes
para los que habrá que estar preparados y ser muy resilientes. Dicho de otra forma, la nueva normalidad será de todo menos normal.

Sí podemos decir que todo está en revisión, y que una nueva realidad está a la vuelta de la esquina, en los gobiernos, en las empresas y en las organizaciones y como consecuencia de todo ello en la vida cotidiana de todos (como ciudadanos).

En los gobiernos, y en el mercado:

Se habla del “Patriotismo Industrial” la globalización que nos envuelve en casi todos los ámbitos se verá obligada a redefinirse y a mirarse el ombligo, por varias razones: medioambientales, sociales y estratégicas.

Más intervencionismo y autarquía, en sectores estratégicos como la sanidad, la alimentación y la energía.

Por ejemplo, En Francia se cuestionan ¿por qué tienen tanta dependencia del exterior en el sector de alimentación?, y si deben hacer un nuevo enfoque para ser más autosuficientes.

España dejó de fabricar mascarillas, y no hay vuelta atrás, la administración quisiera producir su propio material de protección, pero la materia prima y el precio se mueven en un mercado global de oferta y demanda.

Otra cuestión, de corto y largo plazo, es la relación EE UU y China, hay quien habla de que el mundo, será realmente de dos mundos ligados a estos países, como potencias comerciales.

De ser así, ¿donde se posicionará Europa?, todo apunta qué hacia EE UU. Habrá que estar atento y según desarrollo ver las consecuencias en el mercado.

En las empresas:

Se cuestionan, casi todo, si deben ser más flexibles en su estrategia, estar más cerca del consumidor, ser más transparentes, tener más compromiso con la sociedad, replantease la RSE, con el nuevo entorno y, por otro lado, se enfrentan a:

Más riesgos estratégicos y operacionales sobre todo en la cadena de suministro, una excesiva dependencia de China está cuestionando tener más alternativas de proveedores, También posibles cambios en la demanda de los consumidores, en definitiva, un nuevo paradigma que pone en competencia por la anticipación y acierto a muchas empresas que quieren seguir estando activas.

Otro punto es el, Incrementos de costes o reducciones considerables, dependiendo del sector que te encuentres: por ejemplo.

El índice más famoso de materias primas es el Thomson Reuters/Jefferies CRB Index (TR/J CRB), el más antiguo y tradicional. Fue en su comienzo calculado por el Commodity Research Bureau en 1957 y se compuso en su inicio de 28 commodities, pero actualmente posee 19 commodities que cotizan en las mayores bolsas. La última vez que este índice estuvo en niveles tan bajos como hoy, fue en el año 1972.

Algunos compradores de mmpp, que cotizan en bolsa, están aprovechando para hacer coberturas para el 2020 y 2021.

Sin olvidar, los problemas derivados de protección de la salud y la seguridad de los empleados.

Y ¿qué pasa con El teletrabajo? es una opción que se ha potenciado y todo apunta que después del confinamiento una parte se quedará.

Otro tema que retorna con fuerza, La economía circular que será el gran desafío para la industria mundial, por ejemplo, en la reducción del plástico y del packaging, la reducción de las emisiones, y mejor aprovechamiento de la energía. Al mismo tiempo, la protección de los derechos humanos básicos, el desafío de la industria de la moda más sostenible, la minería y la tecnología.

La economía circular se basa en el concepto Cradle to Cradle, que volverá con fuerza, puede que se auditen no sólo los balances financieros si no los de impacto medioambiental.

Hace poco, el 30 de abril 2020, Jordi Gallés Presidente Ejecutivo de Europastry «En un futuro no tan lejano, las empresas o serán sostenibles
o no existirán»

En las organizaciones:

La OMS, UE, ONU (ODS). Tanto Naciones Unidas como otros expertos en desarrollo sostenible vaticinan con seguridad que la pandemia de coronavirus va a tener un fuerte impacto en la Agenda 2030 con efectos positivos, por ejemplo, en el medio ambiente, y negativos, como en la salud, en el incremento de las desigualdades por la desaceleración económica mundial.

Se va a ser más exigentes con las organizaciones por ejemplo con la OMS, pidiendo más anticipación, compromiso objetivable y transparencia.

Antonio Huertas: (presidente del grupo Mapfre) "El concepto de RSE va a cambiar, igual que va a hacerlo la sociedad"

Con este pequeño resumen pretendo poner en evidencia, otra obviedad, que los cambios que nos vienen no son de orden menor, en las empresas, organizaciones, como ciudadanos, como trabajadores o como personas, casi todo está abierto. Hay que tener cuidado de los grandes visionarios, a posteriori todo es muy fácil, hay que hacer una buena selección de toda la información que nos llega, con tantas variables el futuro es muy difícil de acertar.

Modificado por última vez en 10/06/2020

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter