El sector manufacturero español creció fuertemente a finales de 2017

Los datos de diciembre muestran un nuevo impresionante resultado para el sector manufacturero español a finales de 2017. La producción aumentó fuertemente gracias a un sólido incremento de los nuevos pedidos. Para apoyar el crecimiento de la producción, las empresas continuaron aumentando el nivel de empleo y las compras a tasas elevadas.
Con respecto a los precios, el aumento del coste de las materias primas se trasladó en un nuevo incremento tanto de los precios de los insumos como de los precios cobrados, aunque a un ritmo ligeramente más lento.
La lectura principal IHS Markit PMI® del Sector Manufacturero español es un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero. Se deriva de cinco índices individuales: de nuevos pedidos, de producción, de empleo, de plazos de entrega de proveedores y de stocks de compras. Una lectura superior a 50.0 indica una mejora en general del sector.
El índice PMI registró 55.8 en diciembre, situándose ligeramente por debajo de 56.1, su máxima de casi 11 años registrada en noviembre, aunque sigue indicando una marcada mejora mensual de la “salud” del sector. Las condiciones empresariales se han fortalecido ininterrumpidamente durante los últimos 49 meses.
La causa principal de la mejora de las condiciones operativas fue el fuerte aumento de la producción. El ritmo de expansión se aceleró levemente hasta su máxima de 31 meses, y las empresas vincularon dicho crecimiento a una mayor demanda de los clientes.
La mejora de la demanda también fue mencionada por las firmas que registraron un aumento de los nuevos pedidos. Los nuevos pedidos se acrecentaron a un ritmo sólido, que a pesar de ello fue el más lento en tres meses. Mientras tanto, los nuevos pedidos para exportaciones aumentaron de nuevo fuertemente.
Los nuevos indicios de presión en la capacidad estuvieron subrayados por una nueva acumulación de los pedidos pendientes de realización, a pesar de la fuerte expansión de la producción registrada. En respuesta, los fabricantes se enfocaron en aumentar aún más la capacidad incrementando el empleo a una tasa fuerte, que fue una de las más rápidas de la historia del estudio hasta la fecha.
Las empresas también incrementaron fuertemente sus actividades de compra debido a un alza de los nuevos pedidos recibidos y a los esfuerzos en reponer las existencias. Como resultado, los stocks de compras aumentaron por cuarto mes consecutivo. Los stocks de productos terminados también se incrementaron durante el mes, aunque levemente.
Los fabricantes se enfrentaron a un nuevo aumento de los costes al realizar sus compras. En particular se mencionó que el acero y el petróleo aumentaron de precio. No obstante, la tasa de inflación disminuyó desde noviembre. Los precios cobrados también subieron a una tasa más lenta, aunque se ha registrado una inflación por decimoquinto mes consecutivo.
Los plazos de entrega de los proveedores se alargaron en su mayor medida desde agosto de 2013 en medio de una fuerte demanda de insumos combinada con una escasez de existencias en las unidades de los proveedores.
A finales de 2017 las empresas se mostraron positivas de que a lo largo de los próximos doce meses el crecimiento de la producción será mayor, y el optimismo alcanzó su máxima de tres meses. Dicho sentimiento positivo se basó principalmente en los pronósticos de aumento de las ventas.

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook