¿Y si la verdadera revolución de la transformación digital fuese su autofinanciación?

Transformación digital… este concepto tan popular estos últimos años no deja de sorprendernos. Las perspectivas y posibilidades parecen infinitas y en muchos aspectos la realidad empieza ya a superar la ficción. Está también comprobado que el cambio tecnológico ha superado en muchos aspectos la capacidad de adaptación de la sociedad a nivel cultural y de la empresa a nivel organizacional. Esta evolución tecnológica nos trae verdaderas revoluciones en cuanto a nuestro modo de trabajar, comunicar, interactuar y, básicamente, en nuestro modo de pensar.

Hasta ahora siempre hemos convivido con un principio obvio de que lo vanguardista es tan complicado como costoso de implementar. A menudo se contemplan presupuestos millonarios para implementar un ERP o un CRM, para unificar varias empresas de un mismo grupo, para gestionar la logística y para automatizar la operativa, por ejemplo. Y creo que a estas alturas a todos se nos ocurre algún ejemplo de estos proyectos faraónicos y seguramente se nos vendrán a la mente facturas exorbitantes de servicios, licencias o mantenimiento sin olvidar estos retos operativos y funcionales aparentemente insolubles que generan más desarrollos y por lo tanto aún más facturas.

¿Siempre será así? Parece que el cielo se ve más azul en el futuro con los nuevos avances tecnológicos y la capacidad de autofinanciación inherente a estos proyectos de transformación. Cuando hablamos de autofinanciación, consideramos tanto los ahorros conseguidos con el cambio, como los posibles beneficios generados. En otras palabras estos nuevos ahorros y ganancias nos permiten financiar parte del proyecto.

El Open Source es un ejemplo claro de cambio de paradigma a nivel tecnológico. El Cloud le sigue y aunque no tiene un enfoque compartido y gratuito como el Open Source nos sigue ofreciendo una gran capacidad de optimización de costes. Más allá de estos dos conceptos claros como fuentes de ahorros contemplaremos otros enfoques adicionales que entre todos nos llevan hacia una sorprendente capacidad de autofinanciación del proyecto de transformación digital.

Me pregunto si al sumar todos estos conceptos cuantitativos y otros más cualitativos, pero con un impacto demostrado y medible, como, por ejemplo, el aumento de la productividad debido a la automatización de procesos, ¿podemos llegar a igualar o incluso a superar de entrada la inversión del proyecto de transformación digital? Al haber trabajado en más de 100 proyectos de transformación digital he podido observar que el ROI del proyecto llega cada vez más pronto. Hace unos 10 años el ROI medio superaba los 5 años llegando en unos casos extremos hasta los 8 años, hoy en día vemos proyectos con un ROI en el primer año. Y por una sencilla razón, cuanto más avanza la tecnología más atrás quedan los costes.

Open Source, ¿el fin de las licencias?
El Open Source o código abierto es una prueba de que el altruismo sigue vivo en nuestra sociedad. Se basa en el hecho de compartir desarrollos a través de unas comunidades de desarrolladores de todo el mundo con el fin de dar libre acceso a códigos fuentes. Esta libertad en el acceso se extiende también a una libertad de modificar la fuente del programa sin restricciones de licencia. En otras palabras, podemos encontrar software gratuito y podemos incluso seguir desarrollándolo para adaptarlo a los requisitos operativos de nuestra empresa. Existen ERP y CRM Open Source robustos y de fiar como Odoo por ejemplo, que cuenta con una comunidad de más de 5.000 desarrolladores.

El término de licencia sigue presente en el Open Source pero por esencia, no suele estar vinculado a la noción de pago al ser código abierto, aunque pueda ocurrir que estas aplicaciones también tengan una versión de pago. A modo de ejemplo encontramos frecuentemente la licencia GPL3 (General Public Licence) en el mundo del software Open Source. Esta licencia garantiza a los usuarios finales (personas, organizaciones, compañías) la libertad de usar, estudiar, compartir y modificar el software. La GPL3 tiene un doble propósito: asegurarnos que el software cubierto por esta licencia es un software libre y protegerlo de intentos de apropiación que restrinjan esas libertades a los usuarios.

Otro ejemplo es la MPL2 (Mozilla Public Licence). Los derechos otorgados por la licencia pública de Mozilla se definen principalmente como pasar de colaboradores, que crean o modifican código fuente, a titular de la licencia. En ausencia de patentes, el código con licencia MPL puede ser libremente utilizado, modificado y redistribuido. Las versiones con código patentado todavía pueden ser utilizadas, transferidas y vendidas incluso, pero no pueden ser modificadas sin permiso especial.

El ahorro en licencias suele ser entonces muy significativo para una empresa, incluso podemos llegar a hablar de un ahorro de más del 90% en ciertos casos.

 

 

Cloud, pago al uso, serveless
El Cloud ha dejado de ser un elemento exótico y sus ventajas ya son obvias para muchas empresas. La migración de infraestructuras “On-Premises” hacia un entorno Cloud suele ser el caso más claro para ganar en eficiencia y al mismo tiempo para reducir los costes. El ahorro medio suele ser en torno al 75%. Aquí se contemplan ahorros al no tener obviamente maquinas físicas costosas, al no tener espacio físico ocupado en las oficinas y al no tener gastos energéticos tanto eléctricos como de climatización. Pero el Cloud nos ofrece aún más vías de ahorros, tanto en el mantenimiento como en el consumo por ejemplo.

El concepto “Serverless”, como AWS Lambda convierte el servidor en un servicio, reduciendo significativamente los costes de ejecución y de operativa. En este caso el principal ahorro radica en el mantenimiento y administración del servidor al ser totalmente externalizado en el proveedor Cloud y cubierto además con un SLA (Service Level Agreement) de los más fiables. Otro concepto interesante que nos provee el Cloud es el concepto del “Pay per use”. El pago por uso es también uno de los ejes principales de ahorros, al ofrecer una facturación basada en el consumo real de servicio de computación.

Data Lake, ¿el camino hacia la autonomía?
Muchas veces vemos empresas prisioneras de sus proveedores tecnológicos. La palabra es fuerte pero por desgracia representa bien el contexto en el que están metidas. La separación de la capa de datos, de la capa aplicativa, ofrece una autonomía en el futuro. De modo que una empresa podrá cambiar su capa aplicativa sin pasar por tediosas migraciones de datos, al tener ya consolidados los datos e históricas con un Data Lake y un Data Model transversal. Esto no solo le brinda más autonomía a nivel tecnológico también puede traducirse en importantes ahorros en el futuro al poder reemplazar paulatinamente un ERP colosal, un CRM costoso, o un mapa aplicativo fragmentado por una plataforma colaborativa Cloud y Open Source, por ejemplo.

También cabe destacar que las nuevas generaciones de APIs, denominadas REST (Representational State Transfer y REST-full, permiten una conectivad muy amplia (Loose Coupling) entre diferentes sistemas y al mismo tiempo requieren cada vez menos tiempo de desarrollo al tener una mayor capacidad de integración. Esto se traduce también en un ahorro significante a nivel de desarrollo y provee a la vez mayor eficiencia a nivel técnico.

Plataformas colaborativas, ¿más y mejor a menor coste?
Para encapsular todos estos conceptos tecnológicos y sus ventajas, me gusta hablar de plataformas colaborativas. Estas plataformas Cloud y basadas en desarrollos Open Source, generan un retorno sobre inversión tangible incluso a corto plazo y por lo tanto se suman a lista de temas que nos permiten hablar de autofinanciación de la transformación digital.

Estas plataformas se componen generalmente de un ERP y un CRM Open Source con una gestión documental colaborativa para automatizar los procesos de Back Office o facilitar el pilotaje de la actividad. Cuentan también con un potente Data Layer compuesto por un Data Lake, un Data Model y unas APIs para consolidar la información en un mismo lugar y para luego poder habilitar un procesamiento eficiente y visual de la información con un modelo de BI capaz de cruzar informaciones tanto internas como externas a la empresa. El hecho de incorporar también Open Data, que suelen ser datos gratuitos, u otras fuentes de datos externos permite integrar el Big Data en una herramienta de toma de decisión, de seguimiento y de pilotaje de la actividad.

Bienestar digital, ¿el nuevo grial de la eficiencia?
Podemos incluso contemplar conceptos como el bienestar digital como fuente de mejora productiva, al tener un entorno de trabajo eficiente e intuitivo, como por ejemplo, con la implementación de una plataforma colaborativa. El hecho tener un interfaz intuitivo y exhaustivo reduce notablemente el estrés digital en las personas. Y esto no solo hace que se sientan mejor, sino que, además, sean más productivas. Esta mejora de productividad se sitúa en torno al 40% en departamentos de Back Office y hasta un 55% en el área comercial y marketing, basándonos en el ahorro de tiempo obtenido con el uso de una plataforma colaborativa. Este tiempo ganado se reinvierte en tareas de mayor valor añadido para la empresa, por lo que no solo se traduce por un ahorro sino también por un verdadero beneficio.

Gracias a la implementación de una plataforma colaborativa transformamos el modelo laboral y relacional. Empleados, clientes, proveedores, partners, terceros, ahora todos son colaboradores y esto, no solo cambia por completo las relaciones, sino que también conlleva muchas repercusiones positivas a nivel financiero. Como, por ejemplo, mayor proximidad pues fidelidad de los clientes, mayor colaboración con proveedores, mayor integración de partners y terceros en la actividad, etc. Estos elementos generan ahorros y beneficios, incluso desde el primer año, y, por lo tanto, suman en la capacidad de autofinanciación de un proyecto de transformación digital.

Financiación de la innovación y Capex/Opex
Existen además varios mecanismos financieros para ayudar a financiar el proyecto de transformación digital. No entraremos mucho en detalle en este artículo al ser, en general, herramientas bien conocidas por las empresas. Existen subvenciones, bonificaciones, crédito de impuesto, amortización de inversión para facilitar la financiación de la innovación y del proyecto. Y desde TMC solemos gestionar estos estudios para nuestros clientes.
Autofinanciación de la transformación digital, ¿demasiado bonito para ser cierto?

Existen generalidades pero no olvidemos que cada proyecto es un mundo y, por lo tanto, no todos los proyectos conllevan la misma capacidad de autofinanciación. A veces, simplemente por temas estratégicos, por ejemplo, suele ocurrir que a nivel de grupo se elija un CRM tradicional con licencia y mantenimiento costoso a pesar de las ventajas del Open Source. Es cierto que todas estas ventajas están vinculadas a conceptos recientes y que suelen ser objeto de desconfianza.

A pesar de ser conscientes de las ventajas, ahorros y beneficios que brindan estos avances tecnológicos, cuesta mucho desprenderse de soluciones tradicionales. “Todo esto es demasiado bonito para ser cierto”; “¿por qué nadie me lo había comentado antes?”; “¿dónde está la pega?”, son algunos de los comentarios más frecuentes en reuniones. La prudencia y la reflexión son legítimas cuando nos enfrentamos a algo nuevo. Y, siendo racional y objetivo, está claro que esta revolución tecnológica trae consigo un nuevo paradigma que cambiará del todo nuestro modo de vivir, trabajar comunicar y pensar. ¿Estás listo para este cambio?

¿Quieres saber más sobre cómo lograr la transformación digital en tu empresa? Contacta con TMC sin compromiso

Berenger Briquez 

AUTOR: Berenger Briquez 

Head of Digital & Big Data en TMC

 

 

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter