El crecimiento económico de la zona euro se ralentiza aún más en marzo

Según el Índice PMI de IHS Markit, la actividad económica de la zona euro se expandió en marzo al ritmo más lento desde el inicio de 2017, ya que los ritmos de incrementos se moderaron tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios. La desaceleración señalada por los últimos datos del PMI fue debida a una ligera ralentización en el crecimiento de los nuevos pedidos combinada con el mal tiempo en algunas regiones del norte y las restricciones en las cadenas de suministro derivadas del reciente crecimiento acelerado.

Así, el Índice PMI® Compuesto final de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit señaló 55.2 en marzo, disminuyendo de 57.1 registrado en febrero, y se situó por debajo de su estimación flash precedente de 55.3. No obstante, el índice ha indicado una expansión ininterrumpida durante los últimos 57 meses. La producción manufacturera aumentó al ritmo más lento desde noviembre de 2016, mientras que la actividad comercial del sector servicios se incrementó al ritmo más lento desde agosto de 2017.

Los datos nacionales del PMI indicaron que el repunte siguió siendo generalizado, y la actividad total se expandió en todos los países encuestados. No obstante, las señales de desaceleración del crecimiento también fueron generalizadas, y los “cuatro países principales” e Irlanda registraron una ralentización en marzo.

En marzo, el volumen de los nuevos pedidos recibidos aumentó al ritmo más débil en 14 meses, y en Alemania, Francia, Italia e Irlanda se observaron incrementos más lentos. El ritmo de expansión se mantuvo estable en España. No obstante, el incremento de los nuevos pedidos siguió siendo suficiente para poner a prueba la capacidad, factor destacado por un nuevo sólido aumento de los pedidos pendientes de realización.

Las empresas respondieron al incremento de los pedidos pendientes aumentando el nivel de empleo por cuadragésimo primer mes consecutivo en marzo. El crecimiento del empleo se mantuvo entre los mejores observados en la última década, aunque su ritmo se ralentizó hasta el más débil desde septiembre de 2017. Las tasas de crecimiento se moderaron en todos los países cubiertos por el estudio, excepto en España.

La creación de empleo también se vio respaldada por un sólido optimismo† empresarial en marzo, y los fabricantes y las empresas de servicios mantuvieron perspectivas positivas para los próximos doce meses. Aunque el grado de positividad combinado cayó hasta su mínima de cuatro meses, se mantuvo muy por encima de su media tras la crisis financiera.

La presión de los precios disminuyó en marzo. La inflación de los precios cobrados se ralentizó hasta su mínima de tres meses, mientras que los costes aumentaron al ritmo más lento desde septiembre de 2017.

Sector Servicios
La actividad del sector servicios de la zona euro se expandió al ritmo más lento en siete meses en marzo, ya que el incremento de los nuevos pedidos también se ralentizó. No obstante, las perspectivas siguieron siendo positivas, ya que el empleo y los pedidos pendientes de realización aumentaron y el optimismo empresarial permaneció por encima del nivel de su tendencia a largo plazo.

El Índice PMI® de Actividad Comercial final del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit disminuyó del nivel 56.2 registrado en febrero hasta 54.9 en marzo, y se situó por debajo de su estimación flash precedente de 55.0. Aunque la media del índice durante el primer trimestre en general fue la más alta en siete años, la reciente desaceleración del crecimiento sugiere que el repunte ha perdido ímpetu desde el inicio del año. Se ha registrado una expansión mensual durante los últimos 56 meses.

El crecimiento de la actividad disminuyó en todos los países cubiertos por el estudio. Francia (que registró su mínima de siete meses), Irlanda (su mínima de cuatro meses) y España (su mínima de tres meses) registraron los ritmos de expansión más fuertes. El crecimiento fue comparativamente moderado en Alemania (que marcó su mínima de siete meses) e Italia (su mínima de cinco meses).

El nivel de los nuevos pedidos recibidos continuó aumentando a un ritmo sólido en marzo, aunque fue el más débil desde agosto de 2017. Los nuevos pedidos recibidos continuaron siendo suficientes para poner a prueba la capacidad, tal y como lo señalan los pedidos pendientes de realización, que registraron uno de los mayores incrementos de los últimos siete años. Esta situación a su vez, alentó a las empresas a aumentar el empleo, y los niveles de dotación de personal crecieron por cuadragésimo primer mes consecutivo.

Aunque la tasa de crecimiento de los niveles de personal se ralentizó hasta su mínima de seis meses en marzo, el crecimiento reciente de la contratación se ha mantenido entre los mejores de la última década. Todos los países cubiertos por el estudio indicaron un aumento del empleo, pero España fue el único que registró una expansión más rápida (su máxima de 11 años) que en febrero.

Las presiones de los precios se moderaron en marzo, y las tasas de aumento de los precios pagados y de los precios cobrados se ralentizaron. No obstante, casi todos los países cubiertos por el estudio indicaron alzas en sus precios de compra y sus precios de venta durante el mes, y la única excepción fueron las empresas de servicios italianas, que redujeron sus tarifas levemente.

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook