El crecimiento económico de la zona euro sigue elevado en febrero, según el Índice PMI

Aunque el ritmo de crecimiento de la actividad total de la zona euro se ralentizó desde su máxima de casi 12 años registrada en enero hasta su mínima de cuatro meses en febrero, de todos modos, se mantuvo sólido. Los fabricantes y las empresas de servicios observaron continuas entradas fuertes de nuevos pedidos, mientras que la creación de empleo y las presiones de los precios también se mantuvieron elevadas.

El Índice PMI® Compuesto final de Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit registró 57.1 en febrero, situándose debajo de su máxima de 12 años registrada en enero (58.8), pero muy por encima del promedio de la serie (53.0). El índice ha señalado una expansión ininterrumpida durante los últimos 56 meses, aunque la última lectura fue ligeramente inferior a su estimación flash de 57.5.

El crecimiento de la producción manufacturera de nuevo fue más fuerte que el de la actividad del sector servicios. Ambos sectores también continuaron disfrutando de los mejores períodos de expansión de los últimos siete años, a pesar de que los ritmos de crecimiento de la producción/actividad y de los nuevos pedidos se ralentizaron en general en febrero.

Si analizamos por países, los ritmos de crecimiento de la actividad total fueron sólidos, a pesar de que en su mayoría se desaceleraron con respecto de enero. Alemania (que registró su mínima de tres meses) se situó a la cabeza de la clasificación, seguida por Francia (su mínima de cinco meses) y en tercer lugar España (su máxima de ocho meses). Los ritmos de expansión en Irlanda e Italia cayeron a sus mínimas de cuatro y tres meses respectivamente.

El nivel de nuevos pedidos recibidos en la zona euro se expandió sólidamente en febrero. En consecuencia, los pedidos pendientes de realización aumentaron, lo que indica que, en general, las empresas siguen careciendo de capacidad suficiente para satisfacer la demanda. No obstante, los ritmos de alza de los nuevos pedidos y de los pedidos pendientes se ralentizaron hasta sus mínimas de seis meses.

El optimismo empresarial se mantuvo elevado en febrero, manteniéndose cerca de su máxima de ocho meses registrada en enero. La combinación del sólido crecimiento actual y la expansión futura prevista impulsó una nueva creación de empleo. Los niveles de dotación de personal aumentaron a una de las mayores tasas en los últimos siete años, aunque en menor grado que en enero. El empleo aumentó en todos los países cubiertos por el estudio, mientras que en Francia y España la creación de empleo se aceleró.

Las presiones de los precios se mantuvieron elevadas en febrero, a pesar de que las tasas de aumento de los costes y de las tarifas se moderaron. Todos los países estudiados observaron que tanto los costes de los insumos como los precios de venta siguieron aumentando.

Sector Servicios
El sector servicios de la zona euro experimentó que el crecimiento de la actividad comercial, de los nuevos pedidos y del empleo perdió ímpetu en febrero.
Al nivel 56.2, el Índice PMI® de Actividad Comercial final del Sector Servicios de la Zona Euro de IHS Markit registró su mínima de tres meses, y se situó por debajo de su máxima de casi diez años y medio registrada en enero (58.0) y de su estimación flash precedente de 56.7. No obstante, el índice se mantuvo muy por encima de su promedio a largo plazo de 53.2 y ha señalado una expansión durante 55 meses consecutivos.

Los datos nacionales del PMI indican un crecimiento generalizado, y la actividad comercial aumentó en todos los países cubiertos por el estudio en febrero. Los ritmos de expansión se ralentizaron en Alemania, Italia e Irlanda (que registraron sus mínimas de tres meses) y Francia (su mínima de cuatro meses). En España, el crecimiento se aceleró hasta su nivel más alto desde julio del año pasado.

El aumento de los nuevos pedidos recibidos en las empresas de servicios de la zona euro también se mantuvo sólido, a pesar de ser el más débil en seis meses. Dicha alza fortaleció la confianza empresarial†, y el grado de sentimiento positivo mejoró hasta su segundo mayor grado en los últimos siete años. El optimismo se fortaleció en Alemania, Francia e Irlanda, pero disminuyó en Italia y España.

El alza de los nuevos pedidos siguió siendo suficiente para poner a prueba la capacidad, lo que condujo a un nuevo aumento de los trabajos atrasados. Los pedidos pendientes aumentaron por vigésimo primer mes consecutivo, aunque al ritmo más lento desde agosto del año pasado.

La combinación de aumentos de nuevos pedidos recibidos y de pedidos pendientes de realización fomentó la creación de empleo en febrero. El empleo aumentó por cuadragésimo mes consecutivo y la última tasa de aumento estuvo solo marginalmente por debajo de las máximas de la última década observadas entre noviembre de 2017 y enero de 2018. Las tasas de creación de empleo se aceleraron en Francia (que señaló su máxima de tres meses) y en España (su máxima de seis meses), pero disminuyeron en el resto de los países estudiados.

Las presiones inflacionistas de los precios se moderaron en febrero. Los costes de los insumos aumentaron al ritmo más lento desde noviembre del año pasado, mientras que las tarifas subieron a una tasa solo marginalmente por debajo de su máxima de nueve años y medio registrada en enero.

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook