Redescubriendo nuestra cadena de suministro

Por OTTO HANG KUCHEN, GERENTE DE COMPRAS Y ABASTECIMIENTO EN ARCELORMITTAL ARGENTINA. MIEMBRO COMISION DIRECTIVA AACAM - ASOCIACION ARGENTINA DE COMPRAS

La crisis global desatada por la pandemia del COVID19 ha generado graves interrupciones en el abastecimiento de insumos, y nos ha demostrado de forma contundente que la gestión de nuestras cadenas de abastecimiento requiere de una profunda revisión y un cambio de paradigmas si es que pretendemos cumplir con el primer objetivo de cualquier área de Compras: garantizar el suministro para nuestros clientes internos.

Para ello, primero debemos proyectar las condiciones sobre las que se sustentará lo que entendamos por “nueva normalidad” para las cadenas de abastecimiento, teniendo en cuenta no solo los cambios de mentalidad que ha traído aparejada la pandemia, sino también las tendencias que veníamos observando en los últimos años y sobre las que esta coyuntura actuará como catalizador.

10 MANDAMIENTOS PARA DISEÑAR UNA CADENA DE ABASTECIMIENTO ACORDE A LA NUEVA NORMALIDAD

1. Diversificar las fuentes de abastecimiento homologadas – depender de proveedores únicos será un pecado difícil de perdonar bajo el nuevo escenario.

2. Procurar proveedores heterogéneos (por ubicación geográfica, tamaño empresa, perfil sectores clientes, etc).

3. Intensificar los programas de identificación y desarrollo de proveedores locales, a quienes esta coyuntura les ofrece una inmejorable oportunidad para recuperar terreno perdido frente a alternativas del exterior.

4. Priorizar las fuentes de provisión más flexibles, robustas y con menor lead time.

5. Monitorear y optimizar estructuras de costos aguas arriba en la cadena.

6. Implementar tecnologías para tener trazabilidad full del estado de entregas y stocks a lo largo de toda la cadena – planificación colaborativa.

7. Abrazar, y no soltar, políticas de responsible sourcing. Las compras sostenibles serán un MUST para toda compañía que aspire a evitar impactos negativos de reputación y marca entre sus clientes.

8. Mapear y gestionar los riesgos de la cadena de abastecimiento completa, de punta a punta, desde el origen de los insumos y servicios que conforman el producto que finalmente llega a nuestras manos a través de proveedores directos.

9. Conocer a TODOS tus proveedores, no solo los directos tipo Tier 1, sino también a los proveedores de tus proveedores (Tier 2 y 3).

10. Maximizar las oportunidades de negocio/ innovación involucrando más activamente a las empresas proveedoras a nuestros procesos internos.

Pero estos 10 mandamientos quedan en palabras que se lleva el viento si las áreas de Compras no los graban a fuego en sus políticas de contratación, y los CatMan no los traducen en iniciativas concretas en sus planes de gestión de cada categoría. Para facilitar la identificación de dichas iniciativas, los catman debieran realizarse las siguientes preguntas:

¿Tengo mapeados los componentes, materias primas y servicios que demanda el producto final que yo compro?

¿Conozco los principales riesgos asociados al abastecimiento de cada uno de dichos componentes?

¿Qué opciones tengo en el plano local (actuales o a desarrollar) para mitigar el riesgo de logísticas complejas con altos lead time?

¿Con qué alternativas de abastecimiento cuenta mi competencia? Comparativamente conmigo, ¿en qué puntos fuertes me puedo apalancar para tener una ventaja competitiva y que debilidades debo atender para minimizar la exposición?

¿Cuáles son mis planes de contingencia ante eventuales escenarios que amenacen con la ruptura en algún eslabón crítico de mi cadena (ej: restricciones gubernamentales a la importación, conflictos en el lugar de origen del insumo, guerras comerciales con incrementos de aranceles entre países, interrupciones en la logística, etc)?

Estas son solo algunas de las preguntas que un CatMan responsable debe primero realizarse, y luego procurar responder en forma satisfactoria para dormir más tranquilo.

Por supuesto la gestión de riesgos en cualquier ámbito en general, y en la gestión de una cadena de abastecimiento en particular, no constituye un valor absoluto. El impacto de los riesgos identificados y su probabilidad de ocurrencia, deben ponderarse con los costos asociados a las medidas identificadas para minimizarlos. Reducir a cero los impactos y probabilidades de un riesgo (lo que equivale a tener garantías absolutas) no suele ser económicamente viable en el mundo de los negocios, por lo que el desafío para el CatMan será encontrar el punto de equilibrio óptimo entre riesgos tolerados y costos asumidos para su propia cadena de abastecimiento.

Continúa... Puedes leer el artículo completo (y mucho más contenido de la Revista Gestión de Compras) en el área para Asociados

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter