Desde el pasado 9 de febrero de 2019, todos los integrantes de la cadena de suministro del sector farmacéutico (fabricantes, distribuidores, mayoristas, farmacias y hospitales) están obligados a cumplir la Directiva sobre Falsificación de Medicamentos (FMD). Su principal objetivo es aumentar la seguridad de la fabricación y distribución de las medicinas en Europa, para proteger a los pacientes y evitar que se introduzcan medicamentos falsificados en la cadena de suministro.

Para cumplir la directiva FMD, muchas de estas organizaciones han tenido que rediseñar sus procesos para poder recibir, verificar y decomisionar los medicamentos serializados. En el caso de las oficinas de farmacia hospitalarias, la falta de un flujo de trabajo eficiente puede provocar efectos colaterales sobre un sistema que se enfrenta a una presión creciente.

Gestionar unitariamente los estuches de medicamentos serializados con procesos manuales puede provocar una gran carga de trabajo que entorpezca las operaciones normales. Por eso, las organizaciones deberían aprovechar la directiva FMD para favorecer un cambio de mentalidad en toda la cadena de suministro de medicamentos, en lugar de limitarse a cumplirla.

Sébastien Sliski, General Manager Supply Chain Solutions de Zetes, explica cómo los procesos de inventario digitalizados, como la agregación y la consolidación, ayudan a las farmacias hospitalarias y a los mayoristas que suministran los medicamentos, no sólo a cumplir la directiva FMD de la forma más eficaz, sino también a lograr una mayor eficiencia.

Cumplir la directiva FMD
La directiva sobre Falsificación de Medicamentos (FMD) es de obligado cumplimiento para todas las oficinas de farmacia hospitalarias europeas. Sin embargo, muchos hospitales, farmacias y mayoristas de toda Europa siguen sin cumplirla [in English]. Aunque en muchos países se estableció un periodo de estabilización para facilitar la transición y evitar la escasez de medicamentos después de su entrada en vigor, este periodo está llegando a su fin. Se espera que la mayoría de los países cumplan plenamente con la directiva a partir de febrero de 2020.
El principal requisito que exige la directiva FMD es la autenticación y decomisión de los medicamentos antes de su administración a los pacientes (lo que incluye también los hospitales), así como la evaluación de riesgos y trazabilidad de los medicamentos por parte de los mayoristas.

Las farmacias hospitalarias están obligadas a comprobar que los precintos estén intactos antes de administrar los medicamentos y a cambiar el estado de los estuches de "activo" a "inactivo - suministrado" en el Sistema Nacional de Verificación de Medicamentos (NMVS). Esto significa que se debe leer el código 2D de cada estuche, para verificar el identificador único (aplicado por el fabricante a la etiqueta) y comunicarlo al NMVS. Una vez verificado, el medicamento se puede decomisionar. A diferencia de las farmacias comunitarias, donde los medicamentos sólo se pueden decomisionar en el momento de dispensarlos al paciente, las farmacias hospitalarias pueden hacerlo en cualquier momento tras su verificación.

Teniendo en cuenta la importancia del proceso de dispensación farmacéutica como parte del funcionamiento general de un hospital y el creciente número de productos altamente complejos y especializados, que requieren la adhesión a modelos específicos de distribución y dispensación, es fundamental ejecutar el proceso correctamente. Las farmacias hospitalarias deben poder gestionar el proceso de verificación y decomisión de la forma más eficiente posible, habida cuenta de los efectos colaterales que puede tener la lectura manual de todos los estuches en el proceso de dispensación y administración.

Agregación y consolidación
La buena noticia es que los procesos manuales tienen los días contados. Hoy en día existen tecnologías que consolidan la información digital de los identificadores únicos de los productos en etiquetas de códigos de barras. De este modo, las farmacias hospitalarias pueden decomisionar un pedido entero leyendo un solo código de barras.
Este proceso ahorra mucho tiempo y aumenta la eficiencia, ventajas que también benefician a otros integrantes de la cadena de suministro —mayoristas, distribuidores y fabricantes— mediante cuatro sencillos pasos:

Paso 1: Agregación
Los códigos de los artículos individuales se leen en el almacén del fabricante o mayorista y se agregan en cajas o palés. En el caso de los mayoristas, este sistema les permite preparar envíos por avanzado y reducir el tiempo necesario para preparar los pedidos, mientras que las farmacias hospitalarias pueden decidir el nivel en el que quieren decomisionar los productos.

Paso 2: Consolidación
Las unidades agregadas se consolidan bajo un único número de pedido. Esta operación se puede realizar en cualquier fase del proceso del almacén.

Paso 3: Comunicación
Las unidades agregadas incorporan una etiqueta de código de barras con el número de pedido.
El proceso de envío también se identifica con un número único, que se puede añadir a la documentación de transporte. Paralelamente, un archivo digital que contiene estos identificadores únicos se transfiere al hospital en el momento del envío.

Paso 4: Comprobación aleatoria y decomisión
Al recibir el envío, el hospital puede leer los números de los códigos de barras y el archivo digital, realizar las comprobaciones aleatorias que crea necesarias y decomisionar los productos al nivel que desee.

Adoptando la agregación y la consolidación no sólo se logra cumplir la directiva FMD con la máxima eficiencia, sino que además se pueden introducir otras mejoras en el flujo de trabajo de las farmacias y optimizar el proceso de administración de los medicamentos. El sector en su conjunto tiene la oportunidad de franquear las fronteras institucionales y organizativas, así como de lograr la transparencia en toda la cadena de suministro de medicamentos.

Conclusión
Una de las principales funciones de las farmacias hospitalarias es garantizar que los pacientes reciban los medicamentos que necesitan cuando les dan el alta. Sin embargo, la directiva FMD va más allá. Con las soluciones digitales adecuadas, se puede lograr la visibilidad en toda la cadena de suministro para garantizar que los pacientes de todo el mundo tengan acceso a medicamentos de alta calidad sin el riesgo de consumir productos contaminados o falsificados.

Esta nueva convocatoria de la Iniciativa Europea de Asistencia para la Compra Pública de Innovación ofrece a los poderes adjudicadores de todos los Estados miembros de la UE que han iniciado un proyecto específico o que están a punto de iniciar compras de innovación -a través de una compra pública pre-comercial (CPP) o una compra pública de tecnología innovadora (CPTI)-, la posibilidad de registrarse para obtener asistencia gratuita en su proyecto.

En 2020, se seleccionarán al menos tres nuevos proyectos de compra pública de innovación de soluciones basadas en TIC, para beneficiarse de asistencia técnica y/o legal gratuita.

Además del apoyo a la compra pública de innovación de soluciones basadas en TIC de alto impacto como Blockchain, Inteligencia Artificial y Seguridad Cibernética, la UE también ha decidido dar prioridad en 2020 a la compra pública de innovación relacionada con TIC que respalde los objetivos del Pacto Verde Europeo y conduzca a soluciones sostenibles y/o de economía circular.

La iniciativa EAFIP también está abierta a los proyectos de innovación (CPP y CPTI) bajo las estrategias nacionales digitales de TIC.

Puedes encontrar más información sobre las condiciones y los criterios de selección aquí.

Puedes encontrar más información sobre el tipo de asistencia EAFIP aquí.

La fecha límite de registro para la primera convocatoria es el 15 de abril de 2020.

 

Fuente Oficina de Compra Pública Innovadora (CDTI)

Del 9 al 11 de junio de 2020 se celebra en Londres ProcureCon Marketing, conferencia para los responsables de Compras de Marketing de los principales marketing spenders de Europa. AERCE colabora como Media Partner.

Esta misión a la I edición de Barcelona Wine Week es fruto del convenio firmado por ICEX con Alimentaria Exhibitions.

Iniciativa Big Buyers

La Iniciativa Big Buyers es una plataforma de la Comisión Europea coordinada por ICLEI y EUROCITIES. El objetivo de esta plataforma es promover la colaboración entre grandes compradores públicos en la implementación de compra pública estratégica.

Jaggaer lanza una encuesta global para medir el grado de madurez digital en compras de las empresas

Aunque la actividad total del sector privado de la zona euro aumentó a un ritmo ligeramente más marcado en febrero, la tasa de expansión siguió siendo moderada, según el Índice PMI

La mitad de compañías del transporte adoptarán analítica, IoT y blockchain en dos años, según una encuesta realizada en EE UU

Página 1 de 5

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook