Novedades en la NORMA UNE 15896: la sostenibilidad en el punto de mira

La Norma UNE 15896 de Gestión de Compras de Valor Añadido es el primer estándar supranacional en el ámbito de las Compras.

Su origen oficial hay que buscarlo en Bruselas, en el año 2007, donde las Asociaciones europeas de Compras decidieron unir fuerzas y reunir las mejores prácticas empresariales de la función y elaborar una guía para ayudar a todos los departamentos de Compras a llevar a su compañía a la excelencia. Y en este 2019, llegan nuevas actualizaciones. Así como las empresas y los departamentos de Compras están en constante evolución, la Norma no puede ser menos y debe reaccionar a las demandas empresariales y de la sociedad.
Nos reunimos con José Francisco Garrido, presidente europeo de la Asociación mundial de Compras y vicepresidente de AERCE, para conversar con él sobre esta certificación y sus novedades en 2019.

¿Es esta norma exclusiva para las grandes empresas?
Rotundamente, no. Basta releer los primeros artículos emitidos por AERCE en sus revistas, en los primeros años después del nacimiento de la denominada “Norma Europea de Compras”, donde se puede comprobar que el “público objetivo de la normativa” (documento normativo en aquel entonces, CWA) es cualquier función de Compras de cualquier tipo de organización empresarial. Y, ¿no son organizaciones empresariales las PYMES? Naturalmente que lo son.
En el propio apartado de “Objeto y campo de aplicación” de la Norma aparece explicitado: “Aplicables a todas las organizaciones de Compras de cualquier organización a nivel mundial”.

¿Qué organizaciones deciden certificarse?
Las organizaciones que deciden certificarse quieren demostrar su buen hacer en la gestión de la función de Compras. Que es tanto como decir que un tercero refrende su buen hacer. La propia consecución del certificado, aprueba también la buena gestión de la organización al completo, no sólo de Compras.
Pero hoy en día no es suficiente este argumento, la realidad es que las organizaciones que deciden certificarse lo realizan porque ello les obliga a estar siempre alerta ya que deben demostrar, año tras año, que, respecto al ejercicio anterior, están generando valor a la organización.
La Norma exige que la organización que disponga del certificado presente un estado “sano” en todo lo que le es de su influencia: ámbito comercial, financiero, operaciones, recursos humanos, clima laboral, etc.
¿Cómo? Mejorando los ahorros en las diferentes familias de Compras; resolviendo situaciones “anormales” de los mercados, como monopolios u oligopolios; desarrollando productos y servicios alternativos; mejorando los mercados de proveedores, propiciando la corresponsabilidad de los proveedores haciéndoles ver la posibilidad de convertirse en clientes de la organización; propiciando una carrera profesional al personal de Compras que permita disponer de expertos capacitados para afrontar otras funciones en la organización; ejerciendo una labor de liderazgo que “tire hacia arriba” de la organización, etc…
Si nos vamos a la parte “crematística”, la implantación de la Norma permitirá ahorros directos en contrataciones (pues, como decíamos, te obliga a una mejora continua contrastable año tras año) y mantenimiento en el mercado si ya no son posibles esos ahorros debido a la situación del mercado de proveedores.
El ahorro depende del tipo de organización y sector, pero según la experiencia, en los primeros años de implantación, se puede conseguir entre el 3 y el 5 % de ahorros.

¿Por qué es importante para la función de Compras que exista una certificación como esta?
Para responder debemos recordar la génesis de la Norma, que fue la situación en la que quedó el sector de Automoción, después de aplicar al extremo las estrategias del ingeniero Ignacio López de Arriortúa.
En aquellos momentos se plantea la idea de intentar “normalizar” la función de Compras y establecer unos mínimos requisitos que permitan confirmar que se “hace una buena gestión de compras” o “una mala gestión de compras”.
Este es el germen del Grupo de Trabajo que se crea en Bruselas y, como no podía ser de otra manera, surge del mundo de las Compras, sin recibir presiones de ningún tipo.
El “wording” o texto de la Norma persigue ese “buen hacer de la función de Compras”.
¿Qué le recomendaría a la empresa que esté pensando iniciar el proceso de certificación?
Pues que repase ese texto punto por punto y si lo cumple, le diría que hacen buena función de Compras. Pero si quieren, además, le damos la oportunidad de que se lo certifique un tercero.
Es importante que exista una certificación como esta para evitar desmanes provocados por el mal hacer de la gestión de la función de Compras.

¿Qué aporta al departamento de Compras que la obtiene?
La función de Compras debe profesionalizarse. ¿Y esto qué significa? Que se le debe tomar en serio en la organización.
Ante todo, debe existir una capacitación del personal suficiente y válida y ello implica no sólo una importante formación de base, sino una permanente actualización de conocimientos.
¿Y de qué conocimientos? De la empresa; de los productos y servicios que se demandaron, de los que se demandan y de los que se demandarán; de los mercados de los proveedores; de los proveedores y, por último, del mundo empresarial en general.
La Norma le dota de una necesidad de liderazgo, obliga a pasar de una actitud pasiva a una actitud activa.
Le obliga a ser ejemplo a seguir en temas tan importantes y tan actuales como la ética, la sostenibilidad y la responsabilidad.
Y le permite disponer de un benchmarking propiciado por las consultoras o por los auditores asegurando que se encuentran en el “state of the art” de la función.

¿Qué aporta a la compañía en su conjunto esta certificación?
Además de lo ya mencionado, le permite estar entre los mejores de los mejores. No existe actualmente a nivel mundial ninguna otra certificación equivalente. Y tiene una validez y reconocimiento mundial porque es la propia Federación Mundial de Compras (IFPSM) la que la ampara.
Y respecto a la propia empresa, le permite asegurar que desde la función de Compras se le va a exigir la “excelencia” en la gestión, porque es un requisito auditable.
Además, se le va a recordar que debe tomar en serio al resto de certificaciones, lo cual quiere decir que debe demostrar que las certificaciones que tiene lo son para “generación de valor”

¿Es esta Norma una certificación que evoluciona?
Sin duda. El mundo empresarial es evolución en grado sumo y la Norma de Valor Añadido de Compras debe su existencia a ese mundo empresarial y, por ello, evoluciona a la par.

¿Cómo es ese proceso de evolución y actualización?
Como se ha recordado en los distintos grupos de trabajo que se han ido generando alrededor de la Norma, el “wording” de la Norma no varía sustancialmente. Lo que sí evoluciona es la interpretación de la misma, que es la que responde a lo que el mundo empresarial requiere.
En este caso, al tratarse de una Norma propiciada, avalada, y amparada por la Federación Mundial de Compras, todo cambio o actualización que se produce o se pretende introducir en la misma, pasa antes por el reconocimiento de dicha Federación.
Precisamente este año se han producido varias circunstancias que son las que han obligado a esta actualización. En concreto, el Congreso Nacional de Compradores de Italia de 2018, donde el epígrafe principal era la Industria 4.0 y la emisión de la ISO 20400:2017 de Compras Sostenibles. Ambos temas se han incorporado a las exigencias de la normativa.
Anteriormente, se emitieron Cuadernos de Conocimiento por parte de CEDE sobres los instrumentos de gestión y sobre la corrupción, también relacionados con la Norma, que se han incorporado en las exigencias a partir de este año, y que se presentaron en el Congreso de Compradores de África en 2017, clausurado por la IFPSM.

¿La certificación es vitalicia? Si no, ¿cómo se mantiene la certificación?
No. Como toda certificación tiene un período de validez, en este caso de tres años, con renovaciones anuales.
Se mantiene el certificado, cumpliendo los requisitos del proceso de certificación, que se detallan en el curso de expertos/especialistas impartido por AERCE y pasando las auditorías de refresco anuales.
¿Cuáles son las Nuevas Exigencias en la Norma UNE 15896:2015?
Desde el inicio del proceso de gestión de la implantación de la hoy Norma UNE 15896:2015 (anterior CWA 15896:2008) también conocida como Norma Europea de Compras o Norma de Compras de Valor Añadido, siempre se advirtió de que llegaría un momento en el que se pondría en evidencia la necesaria exigencia del mundo empresarial. Ese día ha llegado ya.
En este año 2019, los Consultores y Auditores Especialistas en la Norma y todos los expertos-especialistas (que lo son después de pasar de forma satisfactoria el curso que les acredita para ello impartido por AERCE) deberán exigir nuevos epígrafes, en virtud del capítulo 10 de la Normativa.
Estas nuevas exigencias se resumen en los Cuadernos, hoy Estudios de Conocimiento, editados por CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos) y redactados por AERCE:
•“La Gestión del Talento a través de la Gestión de Compras”
•“Combatir la Corrupción desde la Gestión de Compras”
•“La Industria 4.0 y la Gestión de Compras”
•“Compras Sostenibles y la Norma UNE 15896:2015”
Además, se han elaborado Guías de uso restringido para los Expertos/Especialistas, accesibles en el ejercicio de su profesión, en las que se explican esas exigencias de forma detallada.
El público en general puede acceder a los Estudios emitidos por CEDE ya que son de libre acceso en su página web y así conocer de primera mano en qué consisten estas nuevas exigencias.

Sigamos hablando de las novedades para la Norma que entrarán en vigor este 2019…
¿En qué consiste el nuevo Certificado de Compras Sostenibles (ISO 20400:2017)?

Este año 2019 se pone en conocimiento del mundo de las Compras que AERCE junto con IFPSM se ponen en disposición de emitir un certificado de idoneidad o cumplimiento de lo estipulado en la reciente Guía ISO 20400:2017 de Compras Sostenibles. Para ello se ha creado un Curso específico destinado al público en general y a los expertos/ especialistas que serán los que certifiquen dichos cumplimientos.
El formato del curso es blended y permitirá obtener el Certificado de idoneidad para aquella empresa que permita utilizar sus datos reales en los ejercicios planeados en el curso, siempre y cuando cumplan con dichos cumplimientos.
Para obtener el Certificado de cumplimiento deberá contratar un experto/especialista que confirmará “insitu” los registros que den credibilidad a lo presentado en los ejercicios. Dicho certifi ado durará tres años, con renovaciones anuales.
Es importante reseñar que, aunque se emite como Guía no certificable, esto no implica que, si el mercado lo demanda, pueda emitirse una “certificación privada” que por una tercera parte confirme que se siguen los principios de dicha Guía de Compras Sostenibles.
Como no podía de ser otra manera, AERCE ha contemplado esta posibilidad, tomando de base los principios de la UNE 15896:2015, de tal manera que si una organización, independientemente de su tipología,
quiere disponer de un documento efectivo que confirme que aplica lo indicado en la ISO 20400:2017 de Compras Sostenibles, con AERCE lo puede obtener.

¿Cuál es el futuro para esta certificación?
Prometedor e imparable.
El mundo está pidiendo, o mejor exigiendo, la protección del medio ambiente, el respeto a las personas y la ética en las relaciones empresariales, entre otros epígrafes de parecida naturaleza. Y esto no ha hecho nada más que empezar. La existencia de esta Norma, seria y con un origen nada desdeñable como es la función de Compras, obliga a que sea un referente de ese buen hacer en todas estas exigencias. Las nuevas directrices europeas de contratación pública, donde IFPSM forma parte activa, son un paralelo a lo que ya se plantea en esta Normativa, por lo que está llamada a ser sino el instrumento “ideal” para demostrar que todo esto se cumple, sí uno válido para demostrarlo.

¿Quieres información personalizada sobre la Norma? Más información aquí

Formación específica en AERCE BUSINESS SCHOOL:

CURSO SEMIPRESENCIAL GUÍA ISO 20400:2017 DE COMPRAS SOSTENIBLES

PÍLDORA AUTOFORMACIÓN APARTADOS DE LA NORMA

 

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook